El carnicero sanguinario Josu Ternera tiene cuatro causas abiertas con 11 asesinatos

  • Política
  • 17-05-2019 | 08:05
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Este es el historial delictivo de Josu Ternera como miembro activo de la organización ETA.




José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera', ha ingresado bajo custodia policial tras ser detenido en Sallanches, en los Alpes franceses. La operación 'Infancia robada', en la que han participado la Guardia Civil y la DGSI, ha dado con el paradero de 'Josu Ternera' tras 17 años fugado de la Justicia.

Los servicios de información seguían la pista al histórico jefe de ETA tras descubrir que había fijado su residencia cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno y a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia. Entre este municipio y Sallanches distan 11 kilómetros.



Sobre 'Josu Ternera' pesa una Orden Internacional de Detención dictada por Interpol y tiene causas pendientes tanto en Francia como en España. En una comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la actuación de la Guardia Civil y ha apuntado a que entre las posibilidades que se abren ahora está la entrega temporal para que sea juzgado en la Audiencia Nacional, pese a que tiene pendiente una condena en Francia.

Marlaska: "Su salud es razonable"

Marlaska ha confirmado que 'Josu Ternera', de 69 años de edad, ha sido arrestado cuando caminaba por un aparcamiento de Sallanches y que iba acompañado por un varón. Sobre el estado de salud de Urrutikoetxea ha pedido cautela, aunque ha añadido: "Ha sido detenido en la calle, caminando y en un aparcamiento. Podemos inferir que su salud es razonable".



'Josu Ternera', que puso voz junto a Soledad Iparraguirre, alias 'Anboto', al comunicado de disolución de ETA en mayo de 2018, era uno de los objetivos prioritarios de las fuerzas de seguridad. Su último rastro se diluye en julio de 2013. Ese año escapó de un operativo policial en torno a un piso alquilado en Durban-sur-Arize, en el sur de Francia y muy cerca de Andorra y de la frontera española, donde visitaba a su mujer y su hijo recién nacido.

Con 'Josu Ternera' cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.



La búsqueda de 'Josu Ternera' se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002, cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok, tras haber sido citado a declarar por el Tribunal Supremo por ordenar el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el que fueron asesinados once personas, seis de ellas menores de edad. Es en memoria de estas víctimas por el que se ha bautizado la operación como 'Infancia robada'.

El exjefe de la banda terrorista ETA está procesado en cuatro causas en la Audiencia Nacional, además del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987: el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta en 1980, la financiación de ETA a través de 'herriko tabernas' y la acusación de delitos de lesa humanidad junto con otros cuatro antiguos dirigentes de la organización.



El perfil de un carnicero sanguinario

Nacido en 1950 en Ugao-Miraballes (Vizcaya), ingresó en ETA con tan solo 20 años y, en 1984, pasó a formar parte de su cúpula directiva, una promoción que se llevó a cabo tras la detención del etarra Eugenio Etxebeste, alias 'Antxon'.

'Josu Ternera' fue pistolero, jefe de ETA, diputado de EH en el Parlamento vasco --donde llegó a integrar la Comisión de Derechos Humanos-- y su último papel de relevancia interna tuvo lugar durante la primera etapa del proceso de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Posteriormente fue relegado por el ya fallecido Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. Luego vino el atentado de la T4 del aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas que fue determinante para el fracaso del proceso.

Hace ahora un año, el 3 de mayo de 2018, Urruticoetxea prestó su último servicio a la banda terrorista al participar junto a Soledad Iparragirre, 'Anboto', en el comunicado con el que ETA anunciaba su desaparición y entrega de armas. En aquella ocasión la banda lo que hizo fue insertar sendos audios de ambos veteranos terroristas en el vídeo.

Varios intentos frustrados de detención

Su último rastro se diluye en julio de 2013. Ese año fue visto en un piso alquilado en Durban-sur-Arize, en el sur de Francia y muy cerca de Andorra y de la frontera española. Hasta aquí se desplazaron de nuevo el 12 de octubre de 2016 agentes franceses de la Brigada de Investigación e Intervención (BRI) y de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), contando con información de la Policía española.

Antes de que consiguiera eludir su detención en julio de 2013, los servicios de información situaron a este etarra de la vieja guardia en Oslo (Noruega), donde permaneció cobijado junto a los dirigentes David Pla e Iratxe Sorzábal --los jefes de la banda detenidos en Francia en 2015-- tratando de impulsar un proceso de paz. De aquí fueron expulsados en febrero de 2013, después de que no terminaran de concretar la entrega de armas y disolución de ETA.

Todavía antes, estuvo otras tantas veces a punto de ser detenido, pero siempre logró eludir a las fuerzas de seguridad. Fuentes de la lucha antiterrorista explicaron en 2013 que 'Josu Ternera' se percató del dispositivo establecido para su arresto por la Policía Judicial francesa cuando se reunía con su pareja y un hijo de apenas unos meses. Aquella no era la primera vez que escapaba el único etarra de la vieja guardia que quedaba en la clandestinidad.

Sin labores concretas

Los Servicios de Información lo situaban en los últimos años en un papel de ascendencia sobre la banda, aunque no desempeñaba labores concretas. ETA había pasado de tener líderes como Garikoitz Azpiazu Rubina, 'Txeroki', y otros que apostaron por un ritmo alto de atentados, a una dirección mermada por las detenciones que se vio forzada a decretar un alto el fuego.

Ternera fue detenido por primera vez en Bayona (Francia) el 11 de enero de 1989 y cumplió condena en el país vecino hasta el 4 de mayo de 1996, día en que fue entregado a España. En las cárceles españolas permaneció en prisión preventiva hasta el 14 de enero de 2000, cuando el Tribunal Supremo lo excarceló al considerar que su condena en Francia por asociación de malhechores incluía las acusaciones que se le formulaban en España por pertenencia a banda armada, dentro del denominado 'caso Sokoa'.

Último acto público en 2002

La última aparición pública de 'Josu Ternera' fue el 30 de octubre de 2002, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

Este histórico terrorista se encontraba oficialmente huido de la justicia española desde el 14 de noviembre de ese año 2002, cuando no compareció a la citación como imputado que le dirigió el Tribunal Supremo para declarar sobre su presunta inducción del atentado de la casa cuartel de Zaragoza, en diciembre de 1987. En este atentado murieron 11 personas, entre ellas cinco niños.

El informe de la Guardia Civil sobre aquel atentado concluyó que en el momento de los hechos, Urrutikoetxea formaba parte del 'Comité Ejecutivo' de ETA, ubicado en Francia. La Fiscalía de la Audiencia Nacional consideró que los hechos constituían un delito de atentado terrorista con resultado de muerte; diez delitos de asesinato consumado; 73 delitos de asesinato frustrado y un delito de terrorismo.

Estando todavía en la cárcel, fue elegido diputado en la Cámara Vasca en las elecciones autonómicas de 1998, cargo para el que fue reelegido en los comicios de 2001. También en las elecciones municipales celebradas el 13 de junio de 1999 salió concejal de Miraballes (Vizcaya), localidad en la que Euskal Herritarrok consiguió tres concejales.

Entre los más buscados junto a Bin Laden

Fue incluido en la lista de los 200 fugitivos más buscados por la Interpol. La selección estaba encabezada entonces por Osama Bin Laden, el fallecido líder de Al Qaeda e inductor del atentado contra las Torres Gemelas. Además, este veterano terrorista fue imputado por su presunta participación en el atentado cometido por el 'comando Madrid' de ETA en la Plaza de la República Dominicana de la capital, el 14 de julio de 1984, en el que fallecieron 12 guardias civiles.

La Audiencia Nacional lo incluyó en otros cuatro sumarios. En concreto, los que hacían referencia a los atentados cometidos contra Hipercor de Barcelona en el que fallecieron 22 personas; el de la refinería Enpetrol en Tarragona; el asesinato en Bilbao del guardia civil Martín Luengo y el secuestro, también en Bilbao, del empresario Andrés Gutiérrez Blanco. Todas estas acciones terroristas fueron cometidas en 1987.

Diez años después prestó declaración ante el juez Baltasar Garzón en relación con el asesinato del catedrático y exsecretario de Estado con UCD Manuel Broseta, aunque Josu Ternera negó haber ordenado dicha acción terrorista. Su última pena se la impuso la Justicia francesa el 7 de enero de 2010, que le condenó en rebeldía a cinco años de cárcel por un delito de asociación de malhechores por hechos acaecidos entre 2002 y 2005.

El 6 de octubre de 2015 a quien detuvieron fue a Egoitz Urrutikoetxea, hijo de 'Josu Ternera', después de sucesivas operaciones que evitaron el relevo de la cúpula de ETA. "Después de descabezar a ETA", comentó el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, "ahora hemos capturado a su mejor relevo". "Quizás el único con algo de pedigrí que pudiera ser reclamado para gestionar lo poco que queda de ETA", subrayó.

Huyó cuando era parlamentario vasco

Tras el atentado en la casa cuartel de Zaragoza, en el que fueron asesinadas 11 personas, 6 de ellas menores de edad, y otras 88 resultaron heridas, fue citado a declarar, pero nunca compareció, pues siendo entonces parlamentario por Euskal Herritarrok en el País Vasco pasó a la clandestinidad.

Desde entonces se le busca, y su último rastro se diluyó en julio de 2013, si bien participó en la primera etapa del proceso de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pero fue relegado por el ya fallecido Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. Luego vino el atentado de la T4 del aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas que fue determinante para el fracaso del proceso.

Siete atentados mortales

Josu Ternera también está procesado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 por crímenes de lesa humanidad junto a otros tres exlíderes de ETA por todos los asesinatos desde 2004. Sin embargo, la juez instructora Carmen Lamela sólo emitió auto de apertura de juicio oral para Mikel Karrera Sarobe 'Ata', Aitzol Iriondo Yarza 'Gurbitz', y Garikoitz Aspiazu 'Txeroki', si bien no pudo hacerlo para Ternera al estar entonces en búsqueda y captura.

En el auto de procesamiento de esta causa se recogen siete atentados mortales cometidos por ETA desde el año 2004, fecha en la que el delito de lesa humanidad fue incorporado al Código Penal, y les imputa un total de 25 delitos de asesinato terrorista por atentados como los que acabaron con la vida de los ciudadanos ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio en la T-4 de Barajas en diciembre 2006; el exconcejal socialista Isaías Carrasco en Mondrágón (Guipuzcoa) en marzo de 2008; el guardia civil Juan Manuel Piñuel en Legutiano (Álava) en mayo de ese año; y el brigada Luis Conde en Santoña (Cantabria) en septiembre.

También atribuye a la cúpula de la banda los atentados que acabaron con la vida del empresario Ignacio Uría en Azpeitia (Guipúzcoa) en diciembre de 2008; el policía nacional Eduardo Puelles en Arrigorriaga (Vizcaya) en junio de 2009; y los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá en Calviá (Baleares) en julio de 2009.

En dicho auto se atribuyen siete delitos de asesinato a 'Ata', seis a Iriondo, cinco a 'Txeroki', cinco a Elizaran y dos a 'Josu Ternera', que "estuvo al frente del 'aparato político'" de ETA durante los años 2005, 2006 y 2007 "en unión" de Francisco Javier López Peña, 'Thierry'. También les impuso fianzas por valor de responsabilidad civil de siete millones de euros para 'Ata', seis millones para 'Gurbitz', cinco millones para 'Txeroki' y dos millones a 'Josu Ternera'.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario