El 'cansino' Puigdemont ha acabado con la paciencia de la UE: Von der Leyen se cansa del victimismo de los indepes

  • Cataluña
  • 10-12-2021 | 11:12
  • Escribe: Celeste De Sebastián
La Comisión Europea mantiene su defensa hacia la democracia española y a la independencia del Poder Judicial, pese a la insistencia del fugado de Waterloo.


Desde su fuga de Cataluña y su llegada a Waterloo, hace más de tres años, Carles Puigdemont ha mantenido su lucha 'internacional' contra el Estado español, al que ha acusado constantemente de 'oprimir' al pueblo catalán, y de llevar a cabo prácticas 'antidemocráticas' contra los independentistas catalanes.

Una obsesión del fugado de Waterloo que, junto a los también fugados Clara Ponsatí y Toni Comín, ha llevado al ex president a 'hastiar' a la Comisión Europea, e incluso, a la totalidad de Europa.



Algo que demuestran los 33 documentos desclasificados por la institución presidida por la alemana Ursula von der Leyen, a los que ha tenido acceso el diario ElDebate, los cuales demuestran que la jefa del Ejecutivo de la UE se ha cansado de los casi  dos años de continuas quejas de los indepes.

Y es que estos documentos, que corresponden a un envío de cartas entre Von der Leyen y el ex president catalán, muestran las insistentes críticas de Puigdemont hacia España, y la repetitiva y hastiada contestación de la alemana.



Un grupo de inadaptados indepes la toma con el rector de la UAB. Si hacen esto con los suyos...

Todo comenzaba el 20 de enero de 2020, cuando los tres independentistas fugados escribían personalmente a la jefa de la UE para criticar que Josep Borrell se refiriera a ellos como "auténticos delincuentes".



"Respetamos plenamente la independencia de los jueces" respondía pocos días después la jefa del Ejecutivo europeo "Además, no hacemos comentarios sobre los procedimientos judiciales en curso. Las observaciones formuladas por el alto representante y vicepresidente de la Comisión se ajustan plenamente a los principios mencionados" .

Hastío europeo contra Puigdemont por sus ataques a España

"Esperamos que la Comisión Europea esté a la altura de las circunstancias y actúe activamente" insistían los independentistas en julio de 2020; insistencia que cansaba a Von der Leyen, que tardaba cuatro meses en contestar, en el mismo sentido que en sus primeras misivas, en defensa de la democracia española, y al "orden constitucional español, incluidas las decisiones del poder judicial", así como su plena confianza en las instituciones españolas.



Respuestas que no gustaban a los independentistas quienes, insistían en convencer a la Comisión de defender el conflicto catalán, criticaban la postura de la líder alemana.

"La Comisión ha decidido, por motivos políticos, ignorar sistemáticamente cualquier violación del Estado de Derecho o de los derechos fundamentales procedentes de España" denunciaba Puigdemont en una de sus cartas.

El insoportable Puigdemont tiene una pataleta infantil y paga el 'veto' de España con el juez Llarena 

Insistencia que terminó con la paciencia de la germana, que ha enviado varias misivas, cada vez más tajantes, al ex mandatario catalán, insistiendo en la imparcialidad europea ante la cuestión catalana, y negando que la Comisión tenga competencia alguna para decidir sobre el asunto.

"La Comisión no tiene poderes generales para intervenir en casos penales individuales, ni está en condiciones de examinar cómo las autoridades judiciales de los Estados miembro resuelven casos individuales" advertía Von der Leyen en una de las misivas, insistiendo en que la UE no tiene competencias para pronunciarse en "cuestiones relacionadas con el reconocimiento de  las minorías, su autodeterminación y la autonomía".

Del mismo modo, el 31 de marzo, la alemana destacaba en una de sus últimas misivas, visiblemente enfadada, que "la Comisión no tiene ningún motivo para creer que los valores mecionados [....] no son respetados plenamente por España".

Palabras que demuestran, no sólo las mentiras del independentista catalán, sino el cansancio de Europa, compartido por España y aún más por Cataluña, ante las mentiras y las manipulaciones del fugado de Waterloo, que busca cualquier excusa para evadir sus responsabilidades políticas y judiciales.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario