El cambio de hora puede tener efectos muy peligrosos sobre tu salud

  • Enciclopedia
  • 27-03-2022 | 05:03
  • Escribe: Enrique Sanz
La polémica se reaviva cada seis meses, coincidiendo con los cambios de hora que llevamos años haciendo


Este fin de semana, entre el día 26 y 27 de marzo, hemos vuelto a cambiar la hora como llevamos incontables veces haciéndolo. Y como todos los años, el debate vuelve a copar las portadas de los diarios y a ser el rey de las tertulias de bares y televisiones por igual: ¿es necesario el cambio de hora? ¿Qué horario debería quedarse, el de invierno o el de verano?

Aunque los debates puedan quedarse en esas cuestiones tan ligeras y despreocupadas sobre si está bien o está mal un horario u otro, existe un aspecto de estos cambios horarios que siempre han preocupado a la comunidad científica y los estudiosos: los efectos nocivos que tienen los cambios horarios sobre la población. Más allá de llegar tarde al trabajo o perder el autobús para llegar a tiempo a las clases, los expertos aseguran que existe una larga lista de efectos muy perjudiciales que la mayoría de la población sufre sin percatarse cada seis meses.



La rutina de adelantar o atrasar las manecillas una hora va más allá de ganar o perder una hora de sueño, y gran parte de los estudios publicados aseguran y demuestran que el supuesto ahorro energético que se empleoa como justificación para este cambio horario no existe y sus cifras apenas tienen repercusión en las facturas de final de mes. Entonces, los efectos y consecuencias negativas están situadas en niveles más peligrosos de lo que podría parecer.

Un simple gesto que trae efectos muy negativos

Es cierto que, en el cambio horario de marzo, pasando al horario de verano, se pierde una hora de sueño. Esta pérdida de tiempo de descanso y recuperación provoca diversos efectos nocivos en los humanos, como falta de concentración o un procesamiento más lento de la información que reciben los sentidos. Estos factores son fundamentales en situaciones como la conducción, en las que se necesita prestar atención a todos los elementos de la calzada para evitar trágicos accidentes de tráfico. Con este cambio horario, se ha demostrado un mínimo repunte en accidentes de tráfico, precisamente auspiciados por este cansancio y falta de concentración que provoca perder una hora de sueño por el cambio horario. 



La alteración de los ritmos internos de nuestros organismos no solo tiene consecuencias en nuestro comportamiento exterior. También puede provocar grandes desajustes en el interior de nuestros órganos, llegando a provocar en casos extremos infartos o ictus que varían en su gravedad. Además, las personas que sufren de una alteración del sueño preexistente o están sometidas a un estrés potente durante mucho tiempo pueden fallar en la producción de melatonina, una hormona imprescindible en la regulación de los ciclos de vigilia y sueño en los seres humanos. Aparte de los ya conocidos efectos de somnolencia diurna o excesiva irritabilidad por el cambio de horario, estos son algunos de los efectos más graves y que los expertos médicos llevan estudiando desde hace varios años.

A lo largo del tiempo, los detractores de los cambios de hora han ido creciendo. Reconocen los nocivos efectos que esta descompensación provoca en los seres humanos y están luchando porque esta medida se elimine. A nivel europeo, esta tendencia está encontrando muchos amigos: uno de ellos es Finlandia, que comunicó a la Unión Europea su disconformidad con el cambio horario y consiguió que este se aboliera en 2021. Sin embargo, la medida parece que todavía no cuenta con una sanción oficial y continúa aplicándose a pesar de la resolución europea que dictaminaba su eliminación sistemática de la vida de todos los ciudadanos de la Zona Euro.



Ante la ausencia de una norma que obligue a un horario concreto a permanecer, los países de la Unión Europea están ya instalados oficialmente en el horario de verano. Está por ver cuándo se erradicará el cambio y qué horario permanecerá, haciendo desaparecer al otro para siempre.

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario