El calendario es lo único que le salva el culo a Lopetegui... por ahora

  • Deportes
  • 24-10-2018 | 08:10
  • Escribe: Francisco Rubio
Julen Lopetegui está sentenciado: ni siquiera una victoria en el Clásico le garantizará comerse los turrones como técnico del Real Madrid.


El ‘milagro de la Navidad’ se ha adelantado para Julen Lopetegui, a pesar de que difícilmente se comerá el turrón al frente del transatlántico blanco. El entrenador del Real Madrid no convence a nadie, está absolutamente sentenciado. Pero a pesar de todo se sentará el próximo domingo en el Camp Nou para dirigir su primer y probablemente único Clásico. El calendario tiene la culpa de que Julen no haya engordado hasta el momento la lista del paro.

El Real Madrid venció este martes por la mínima y sufriendo al modesto Viktoria Plzen en Liga de Campeones (2-1). Los blancos acabaron pitados y pidiendo la hora ante los checos, una de las peritas en dulce no ya del grupo, sino de toda la máxima competición europea. El Santiago Bernabéu dictó sentencia con una sonora pitada y el madridismo se marchó a casa con la sensación de que Julen no volverá (los próximos dos encuentros del equipo son a domicilio).



El calendario ha salvado a Lopetegui

La única razón por la que Lopetegui se sentó en el banquillo ante el Viktoria Plzen y por la que el entrenador vasco se sentará en el Camp Nou es lo apretado del calendario. Florentino Pérez, según fuentes próximas al presidente consultadas por donDiario, consideraba demasiado precipitado despedir al entrenador con un partido tan importante de Champions tan cerca y sobre todo con el Clásico a la vuelta de la esquina. Ese problema, sin embargo, no será tal el próximo lunes.

Lopetegui ya lo sabe: si no gana el Clásico, estará en la calle a media tarde del domingo. Es un hecho constatado que todos en el entorno de la cúpula blanca tienen claro: el presidente no soportará un nuevo traspié después de la penosa racha encadenada en los últimos partidos. Hay que ganar, y hay que hacerlo demostrando un buen juego. De hecho, el Real Madrid no puede permitirse otro resultado si quiere acercarse a la primera posición de la clasificación, de la que ha quedado descolgado.



Lo visto este martes ante el Viktoria Plzen no invita al optimismo. Un equipo plano, en ocasiones dejado, y al que el modesto visitante le sacó los colores generando tantas oportunidades como los merengues e incluso más claras. De hecho, los checos incluso tuvieron el empate a tiro en los últimos instantes, pero Nacho evitó un peligroso mano a mano que habría provocado el despido inmediato de Julen en caso de terminar en gol. El Clásico dictará sentencia.

Florentino no confía en que el Madrid gane el Clásico

El presidente del Real Madrid tiene la guillotina preparada para Lopetegui, aunque desea equivocarse está convencido de que el entrenador vasco no conseguirá llevar a los blancos a la victoria ante el Barça. Eso dejaría el liderato a siete puntos, y con el partido de Copa ante el Melilla como telón de fondo Florentino tendría la ocasión perfecta para destituir a un Julen que incluso ganando al Barça tendrá que mejorar mucho en los próximos compromisos si quiere llegar a Navidad. El milagro no durará eternamente.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario