El cabreo de Florentino le hace tomar una decisión inesperada

  • Deportes
  • 18-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Aleix Generó

El Real Madrid se dejó media Liga ante el Girona y a Florentino Pérez le vuelve a rondar por su cabeza la idea de revolucionar la plantilla en verano.


Santiago Solari salió muy reforzado del primer envite ‘gordo’ de partidos. Mostró lucidez ante Barça, Atlético y Ajax, pero ante el Girona (de forma inesperada) surgieron, nuevamente, los fantasmas. El argentino vive en una final, día tras día y se sigue jugando el puesto.

Mantenerse al cargo del banquillo merengue es una cuestión muy complicada para todos los entrenadores que han pasado por el Bernabéu. Ganar no implica la continuidad de un técnico, fíjense en Capello por la Liga de la remontada o en Ancelotti que se fue un año después de ganar la ansiada Décima Copa de Europa. (¡La bronca de Ámsterdam! Así hizo reaccionar Solari a sus jugadores en la segunda parte)


Solari lo sabe

Solari vive en el día a día y sabe, al igual que sabía Zidane, que en el Real Madrid (y en concreto en Florentino) el día a día y la actualidad es lo que marca. De nada sirve dar un puñetazo a la Liga en el derbi madrileño y desplomarte en casa ante uno de los peores equipos de la categoría, remitiéndonos a la clasificación.

El Girona atropelló la ilusión

El Girona de Eusebio pasó por encima del Real Madrid en una segunda mitad fantástica e hizo que se desplomasen los madridistas. Volvía a llenarse de ilusión el estadio (68.099 espectadores), volvía a haber Liga y otro traspié en el peor momento posible. El Girona cazó al Madrid y pone la Liga en chino…


Florentino, cabreadísimo

El presidente del Real Madrid acudió con esa felicidad y salió con una decepción enorme. Otra vez los jugadores habían ‘vendido’ al técnico y el Girona les atropelló. Florentino vuelve a meditar muy seriamente la idea de darle un toque revolucionario a la plantilla en verano (incluido un posible cambio de entrenador con Allegri y Klopp como los que más suenan). Drásticos problemas que merecen soluciones también drásticas. Un Madrid tan ‘bipolar’ no merece menos…

Facebook Twitter
Deja tu Comentario