El bullying convirtió al niño pelirrojo en un sádico asesino

  • Sucesos
  • 28-12-2018 | 05:12
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Eric Smith tenía trece años cuando mató a Derrick Robie, de cuatro.




El doctor Stephen Herman Smith, psiquiatra de la defensa, ha asegurado que el bullying que sufrió Eric Smith en la escuela pudo influir en un comportamiento violento.

Además, ha señalado que es probable que el Tridione provocase algún daño irreversible en el cerebro del niño asesino Eric Smith, generando un síndrome poco común denominado Trastorno Explosivo Intermitente (TEI). (Un preso mata a golpes a su compañero de celda por la litera de arriba)



Como se comprobó durante el juicio, Smith tenía graves complejos de inferioridad. La falta de autoestima provocada por los abusos que sufría en el colegio desembocaron en una ira extrema.

Smith, conocido como el niño pelirrojo, asesinó a Derrick Robie (cuatro años) cuando él tenía trece. El menor empleó gran violencia y sadismo para violar y matar al pequeño.



"Empecé a creer que yo no era nada más que un don nadie. Mi visión de la vida era oscura. Sentía que ir al colegio era ir al infierno, porque eso es lo que era para mí", describió el propio Smith.

No se sentía un niño querido y fue conteniendo su ira hasta que explotó y mató al pequeño Derrick de una forma sádica y violenta. (El padre desnaturalizado que pegaba a su hijo por hacerse pipí en la cama)



Asesinato en 1993

Smith llevó a Derrick a una zona boscosa, le tiró rocas a la cabeza, lo desnudó, lo violó con una rama de un árbol y lo estranguló.

El modus operandi que había elegido Eric sobrepasaba los límites de la razón para un joven de trece años. Cuatro horas después, las autoridades encontraron el cadáver del niño.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario