El amigo íntimo de Puigdemont que tiene lazos con Putin y mantiene viva la vía de Moscú

  • Política
  • 13-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián
A pesar de la terrible situación bélica que atraviesa Ucrania debido al Kremlin, el independentista ha evitado 'condenar' públicamente al presidente ruso.


Desde hace más de dos semanas, la política mundial, y especialmente la europea, se encuentra prácticamente paralizada, con todos los ojos fijos en la guerra iniciada por Rusia para invadir Ucrania.

Complicada situación política a nivel internacional que ha hecho que muchos empiecen a estudiar con lupa todos los contactos que, en los últimos años, ha tenido en Kremlin con las distintas instituciones europeas, buscando así cualquier indicio de intervención rusa en el entorno de la política europea.



Pérez-Reverte, sin piedad con un indepe que se ha pasado de la raya con España y Rusia

Algo que ha hecho salir a la luz, una vez más, los contactos que la mano derecha de Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay, tuvo con el Gobierno ruso en los últimos años, habiendo sido ya cuestionados estos contactos en septiembre de 2021 por 'The New York Times'.



"Se reunión con funcionarios rusos, con exagentes de inteligencia y con el nieto de un espía de la KGB, un hombre muy bien conectado [...] la meta era garantizar la ayuda rusa para lograr la separación de Cataluña del resto de España" destaca el diario norteamericano.

Sin condena pública a Putin

Contactos estrechos entre la mano derecha de Puigdemont en el Parlament (que cobra más de 100.000 euros anuales de las arcas públicas catalanas) que, según ha destapado el diario La Razón, podrían no haberse visto afectados por el actual conflicto armado que mantiene Putin contra Ucrania.



Así pues, a pesar de los terribles acontecimientos, en los que mujeres, ancianos y niños, y decenas de civiles ucranianos, se han visto atacados, heridos y hasta asesinados por los militares rusos,  Alay podría seguir teniendo la mano tendida hacia Rusia.

Clara Ponsatí, dispuesta a "asumir muertos" catalanes para conseguir la independencia



Y es que el hombre de confianza de Puigdemont ha evitado a través de sus redes sociales condenar las actuaciones de Vladimir Putin, tal y como lo han hecho muchos políticos en todas las partes del mundo, limitándose únicamente a lamentar la "situación trágica" que atraviesa Ucrania, e intentando desviar al responsabilidad a Europa.

Actitud que demuestra, una vez más, que a pesar de sus discursos internacionales y ante los medios de comunicación, los independentistas catalanes siguen centrados en su propio objetivo secesionista, sin importarles el precio a pagar para conseguirlos, o las alianzas maléficas que tengan que aceptar a nivel nacional o internacional.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario