El alcalde de la CUP que falsificó la firma de un jefe de policía

El alcalde de la CUP que falsificó la firma de un jefe de policía

03/12/2018

| Lucas García

Facebook
Twitter

Aleix Auber, de la CUP, falsificó la firma de un jefe de policía en Capellades.

Los municipios que lidera la CUP están condenados al fracaso. La formación independentista más radical y rancia que existe en el panorama actual ha vuelto a dar un escándalo.

Aleix Auber, alcalde de Capellades ha sido el encargado de dar la nota en su pueblo. El líder de la formación extremista ha sido cazado, con las manos en la masa, como falsificador.

Falsificó la firma del jefe de policía

Sí, leen bien, falsificador de primera categoría. ¿Hizo horas extras para falsificar firmas? Lo cierto es que Aleix se encargó de poner la firma del jefe de policía, Miguel Hernández.

El motivo de la falsificación

¿Por qué hizo algo así? Las temeridades en la CUP están completamente permitidas, de hecho son el pan de cada día. Los radicales golpistas utilizaron la firma falsificada para hacer una contratación de seguros de nueve vehículos de la Brigada municipal.

OkDiario ha destapado un informe en el que así se aprecia: “El alcalde independentista utilizó sus datos personales sin permiso y falsificó su firma para rubricar contratos mercantiles de seguros de nueve vehículos donde, además, aparecía como conductor habitual de los mismos. Miguel Hernández, se encontraba de baja médica por lo que no podría ejercer, en ningún caso, como “conductor habitual de estos automóviles”. Más aún si se tiene en cuenta que no se tratan de vehículos pertenecientes al cuerpo de policía.

“La lista de maquinaria y vehículos, cuyas pólizas aparecen a nombre del jefe de la policía, son un Volkswagen Polo, dos Renault Kangoo, dos Dumper vehículo especial AUSA, un camión marca Iveco, Dumper con pala, Peugeot 307 y un vehículo Nissan Patrol, todos ellos pertenecientes a la Brigada municipal de Capellades”, sentencian.

Aleix Auber se expone a un delito de falsedad documental tipificado en la Sección II del Capítulo Primero del Código Penal, concretamente en los artículos 390 a 399 bis por esa usurpación de identidad al jefe de policía del municipio catalán.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario