El abuelo-coraje que viajó a Siria para salvar a sus nietos del Estado Islámico

  • Sucesos
  • 12-07-2019 | 06:07
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Patricio Gálvez, de origen chileno y afincado en Suecia, viajó a Siria para rescatar a los niños de su hija.


Patricio Gálvez es un abuelo chileno y afincado en Suecia que se embarcó en un peligroso viaje a Siria para rescatar a sus nietos del Estado Islámico.

Los siete nietos de Patricio Gálvez, más conocido como el abuelo-coraje, sobrevivieron milagrosamente a semanas de encarnizadas refriegas y al derrumbe del Califato del Estado Islámico. (La inestimable 'ayuda' de Facebook en la financiación del Estado Islámico)


"Fue un encuentro maravilloso. La primera vez que los vi estaban muy mal. Se hallaban enfermos y desnutridos. Fue maravilloso y al mismo tiempo extremadamente duro", ha explicado Gálvez a El Mundo.

"Me dio mucha impotencia verles sufrir, saber que estaban allí y que no podía atenderles", ha explicado el abuelo-coraje, que encontró a sus nietos en las tiendas del campo de Al Hol, un páramo que hospeda a los 75.000 parientes de militantes del Estado Islámico que lograron escapar de sus últimos feudos. (¡¡Anuncian la caída definitiva del Estado Islámico en Siria!!)


"Están mejorando aunque se encuentran muy traumatizados. Estuvieron en Baguz cuando empezaron a bombardearla. Fue un ataque terrible. Quemaron casi todo el pueblo y los niños estuvieron allí. Ni siquiera podemos imaginarlo. Todo ese estrés se percibe ahora cuando estamos con los niños", ha indicado Patricio Gálvez.

"Resulta muy difícil poder calmarles y entregarles cariño. Es un proceso. El mayor sólo tiene 8 años y conversa poco. No le preguntamos aún. Queremos que fluya naturalmente. Que me cuenten lo que vieron si quieren", ha descrito el abuelo. (Sigue en pie la amenaza de atentado del Estado Islámico contra Barcelona durante las Fiestas)

Asocian todo con la guerra

"A veces, por ejemplo, cuando observan un avión, recuerdan cosas. Yo les digo que esos aviones no bombardean. Hasta un helicóptero lo asocian con la guerra", ha asegurado Gálvez.

Su hija perdió la vida y Patricio ha confesado que siempre mantuvo el contacto con sus nietos. "Antes de su muerte, Amanda solía enviarme mensajes diciéndome cómo estaban los niños. Me pasaba fotografías aunque jamás me dijo los nombres de las ciudades en las que se encontraban".

"Es un milagro que hayan salido con vida. Yo he sentido en todo momento la presencia muy fuerte de mi hija. En todos los pasos que di sentí una energía que me ayudaba y que me iba guiando. Había algo mágico. Es realmente un milagro poder tenerlos aquí a los siete aunque sea muy difícil su situación", ha sentenciado.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario