El 1-O, un nuevo 'referéndum ilegal' en Cataluña: la insumisión fiscal ha ido demasiado lejos

  • Cataluña
  • 23-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Redacción

La ANC mantiene el pulso al Estado español a través de los ayuntamientos independentistas, con exiguos resultados.




A pesar de los pactos entre la Generalitat de Cataluña, y a pesar de no contar con el apoyo ciudadano de otros años, el independentismo catalán busca estos días recuperar la fuerza de antaño, amenazando ya las diferentes organizaciones radicales con un 'otoño caliente' que se enfrente violentamente contra el Estado español.

Un desafío que también será económico, ya que varios Ayuntamientos catalanes, espoleados por la ANC, han optado por la insumisión fiscal, liquidando sus impuestos a la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), y no a la institución nacional correspondiente.



Adoctrinamiento en los libros de texto catalanes: Madrid y Extremadura son "extranjeros"

Es el caso del Ayuntamiento de Sant Julià de Ramis, gobiernado por ERC, que ha llegado aún más lejos, organizando para el próximo 1 de octubre un referéndum ilegal en la localidad para preguntar a sus habitantes si están de acuerdo en que el consistorio se mantenga en la insumisión fiscal contra España.



A esta votación están llamados todos los vecinos mayores de 16 años, y el resultado será vinculante, realizándose el primer proceso de pago en la Hacienda regional, de ganar el sí, en el primer trimestre de 2022.

La ANC, al frente del desafío secesionista

'Yo pago en Cataluña' reza la última campaña de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), desafiando así la soberanía del Gobierno de España sobre los impuestos de Cataluña.



Una campaña que busca convencer, al igual que en años anteriores, a ciudadanos, empresas e instituciones a pagar en la ATC en vez de la Hacienda española (AEAT), evitando destacar que la ATC envía posteriormente el dinero recibido a la Hacienda española, siendo esta campaña un auténtico sinsentido independentista.

Independentismo de Wallapop: separatistas que se 'borran' del procés a cambio de 10 euros



Del mismo modo, este año, la ANC ha evitado confesar que la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) ha perdido gran parte de su músculo, habiendo abandonado la asociación más de la mitad de los ayuntamientos inscritos.

Una caída que también se ha visto reflejada en el número de catalanes que pagan sus impuestos, en los últimos años, en la ATC, pasando de ser 192 catalanes en 2018, a 143 en 2019, y cayendo paultinamente año tras año.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario