Ejército: ¡Qué bueno que viniste!

  • Política
  • 25-03-2020 | 23:03
  • Escribe: Pedro Riscal

Hasta los alcaldes catalanes reclaman la ayuda del Ejército para combatir el coronavirus.


Siempre nos quedará el Ejército. No son médicos, aunque también disponen de profesionales de la Medicina y la Farmacia, pero salvan vidas.

Los alcaldes catalanes también piden ayuda al Ejército

Nuria Cunillera, la mujer del exfutbolista Xavi Hernández, se ha sumado a la absurda corriente critica del independentismo catalán más despreciable que censura la intervención del Ejército en la lucha contra la pandemia. Mofas, burlas y críticas. Afortunadamente, Cataluña no es así, como lo demuestran las encuestas. Así se entiende que los alcaldes de Badalona, Hospitalet, Sabadell, algunos de la zona confinada de Igualada y otros muchos que vendrán detrás hayan reclamado en Cataluña la ayuda del Ejército para combatir el coronavirus. Hay muchos bobos, pero siempre quedan más cuerdos. Y Cataluña recibirá la misma ayuda del Ejército que el resto de España. (Ómnium intenta desacreditar el trabajo del Ejército mientras seis municipios catalanes le piden ayuda... ¡Qué ironía!


Para Podemos el Ejército ha sido siempre un gasto superfluo. Y Pedro Sánchez llegó a decir en 2014, cuando todavía ejercía en las trincheras de la oposición, que si de él dependiera eliminaría el ministerio de Defensa. Así está el patio. Ahora el Ejército tiene que acudir, con sumo gusto, a sacar las castañas del fuego a un gobierno que se ha caracterizado por su ineficacia e imprevisión. 

Tareas que otros no quieren hacer

Casi 2.600 militares están desperdigados por la geografía española en 149 localidades prestando su apoyo a las tareas logísticas derivadas de la pandemia. En muchos casos, realizando las tareas de vital importancia que los demás no quieren hacer. ((El Ejército entra en las residencias y se lleva esta macabra sorpresa))


Patrullando ciudades, retirando cadáveres, trasladando cadáveres, levantando tiendas de campaña en Asturias, colaborando con el hospital de Ifema, llevando las bolsas de la compra a una mujer con muleta... Chicos para todo en misión de ayuda a la población.

Han desinfectado puertos y aeropuertos, como en Barcelona y Bilbao. También las estaciones de ferrocarril de las tres capitales vascas, en donde su presencia fue recibida con recelo.



Y es que el Ejército está ahí para algo más que guerrear. Ese es el concepto equivocado que se ha extendido en los últimos días entre los que sólo quieren ver en el Ejército a una "fuerza opresora" . Los militares también ofrecen su apoyo a las fuerzas del orden para velar por la seguridad en las calles de nuestros pueblos y ciudades. En algunos lugares se han establecido de forma permanente, como en el campamento levantado en Ifema por el Ayuntamiento de Madrid, o en la Feria de Barcelona. También preservan la seguridad en centrales nucleares como las de Trillo (Guadalajara), Almaraz (Cáceres) y Cofrentes (Valencia). ('Catalunya Radio' se pasa tres pueblos con esta broma de mal gusto sobre el Ejército)

La Farmacia Militar produce gel desinfectante y paracetamol

El Ejército está para echar una mano donde no llega la población civil. Es el caso de la residencia de Alcalá del Valle (Cádiz), en donde suplen con personal de Sanidad, un médico, dos ATS y dos sanitarios las carencias derivadas del contagio en buena parte de su plantilla.

Realizan funciones de patrullaje en las calles, hacen reconocimientos y desinfectan áreas críticas. Montan hospitales de campaña, montan morgues, trasladan cadáveres. Se ocupan del transporte aéreo de material sanitario para Ceuta, Melilla y Canarias. Prestan sus vehículos para ejercer de ambulancias en Zaragoza y León. Distribuyen comida para indigentes en  Cartagena... Además, la Farmacia Militar está produciendo a ritmo desenfrenado gel desinfectante y paracetamol para ponerlo a disposición de los ciudadanos. (La Generalitat se rebota por la entrada del Ejército en Cataluña)

No es dinero tirado

El Ministerio de Defensa tiene un presupuesto de 8.401 millones de euros. Excesivo para muchos. Ahora queda demostrado que no es dinero tirado. Porque el apoyo a la población y las autoridades sanitarias no evita que descuiden sus funciones habituales, como el sistema de defensa aéreo en los radares de alarma, centros de vigilancia, torres de control y aviones de alarma para evitar ataques, mientras en el mar mantienen su vigilancia marítima en nuestras costas.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado las seis funciones que tiene que desarrollar el Ejército y sus 120.000 efectivos en esta crisis: 1. Policía Militar; 2. Transporte logístico terrestre; 3. Aerotransporte general y capacidades de aerotransporte medicalizado; 4. Control de tráfico aéreo, de la navegación marítima, puertos y aeropuertos; 5. Alojamientos logísticos y establecimiento de campamentos militares; y 6. Ámbito de la Inspección General de Sanidad de la Defensa. Todo ello para reforzar el sistema nacional de salud, garantizar el si¡uministro alimentario y colaborar con las autoridades competentes. (¡¡El Ejército toma las calles de España!!)

Los militares están en disponibilidad permanente para el servicio derivado del actual estado de alarma, quedando reducidos sus permisos al mínimo imprescindible. Y todavía hay descerebrados que se quejan.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario