Duelo de murallas en la final de la Supercopa

  • Deportes
  • 16-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Manuel Simón
El Real Madrid y el Athletic destacan esta temporada por su solidez defensiva y los pocos goles encajados


La final de la Supercopa de España enfrenta a dos de los equipos más sólidos del momento. El Real Madrid y el Athletic son, por detrás del Sevilla, los menos goleados de esta temporada y destacan por su seguridad en defensa. Un duelo de colosos que augura un encuentro con pocos goles pero con mucha emoción.

Marcarle un gol al Madrid o al Athletic esta temporada está suponiendo una misión imposible. Los blancos han encajado 18 goles en 21 partidos de Liga, uno más que el Athletic Club. Solo el Sevilla, con 13 tantos encajados en 20 encuentros, mejora las cifras de los dos finalistas de la Supercopa de España. Tanto Unai Simón como Thiabaut Courtois son de los más destacados en sus equipos y los dos porteros compiten con el sevillista Bono por el trofeo Zamora.



Defensa de hierro

La clave del altísimo nivel defensivo del Madrid y del Athletic está en el compromiso de todos los jugadores de la plantilla en defender como equipo. Los dos conjuntos se sienten cómodos jugando en bloque bajo, cerca de su portería, y acumular muchos efectivos en el propio campo. Mérito de Ancelotti y Marcelino.

Si nos fijamos exclusivamente en la portería, está claro que los blancos parten con una clara ventaja. Unai Simón ha demostrado ser uno de los mejores porteros de España, el titular de la selección, pero no puede compararse con Thibaut Courtois. El madridista es el mejor guardameta del mundo y esta temporada está siendo decisivo para que los blancos sean los líderes indiscutibles de LaLiga.



Gran parte de la culpa de que Simón esté pelando de tú a tú con Courtois por el Zamora es por el desempeño de sus compañeros en defensa. Iñigo Martínez y Yeray son una de las mejores parejas de centrales de España, y tienen recursos en el banquillo como Unai Núñez o Vivian. Los blancos se despidieron en verano de Sergio Ramos y Varane, pero han encontrado a sus nuevos baluartes en Militao y Alaba.

Ancelotti y Marcelino son unos obsesos del equilibrio. No hay palabra que repitan más desde la banda durante los partidos y las mayores broncas que han echado son por romper ese equilibrio. En estos días en los que se cuestiona el juego de contrataque, el Real Madrid y el Athletic tapan la boca a los críticos y les enseñan que por más pases que se den, lo importante son los goles.



Ataque decisivo

El duelo podría intuirse como un choque de murallas que no favorece al espectáculo, pero la realidad es que el Madrid cuenta tanto con escudo como con espada. Los blancos, además de ser uno de los mejores equipos defensivos, es el número uno en ataque, el equipo más goleador de toda LaLiga con 45 tantos. 

El Athletic en cambio, no logra repetir su gran nivel en defensa cuando se trata de atacar. Los leones llevan 20 goles este año, tan solo tres más que Benzema en LaLiga. Una diferencia que está marcando que el Athletic no esté más arriba en la clasificación. Pero lo de esta noche es una final y las estadísticas saltarán por los aíres una vez que comience a rodar el balón.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario