Dos niñas querían matar y beber la sangre de sus compañeros de clase

  • Sucesos
  • 28-10-2018 | 05:10
  • Escribe: Eva Martín

Macabro plan satánico de dos niñas, detenidas en su intento de matar y beber la sangre de sus compañeros de colegio


El departamento de la policía de Florida detuvo a dos niñas de 11 y 12 años que planeaban matar y despedazar a sus compañeros para luego comer su carne y beber su sangre. Las dos niñas planificaron minuciosamente un macabro plan satánico para asesinar a, al menos, 15 de sus compañeros de clase, a quienes les cortarían el cuello o apuñalarían para luego descuartizarlos y finalmente beber su sangre y así ser 'dignas' de ser llamadas 'las hijas de Satán'.

El plan fue frustrado el martes cuando una llamada automática de la escuela a casa de una de las menores le notificó a los padres que su hija no había llegado a clase, de acuerdo con Hall.

La madre de la menor llamó a la escuela y el subdirector encontró a las estudiantes en el baño

Contaron que idearon todo su plan satánico mientras conversaban por mensaje de texto y el pasado domingo se reunieron para planificar a detalle cómo llevarían a cabo la masacre en su escuela. Incluso, dibujaron un mapa del lugar donde asesinarían a sus compañeros. El lugar sería el baño.

Eligieron el día y las armas que utilizarían, por ello, al momento en que se les pidió que mostraran sus mochilas, allí se hallaron cuchillos pequeños, medianos y grandes. También se encontraron tijeras y hasta un cortador de pizza. Las niñas narraron la utilidad que le darían a cada uno con sus víctimas. Creían que si mataban a esos 15 estudiantes se convertirían en pecadoras y después de suicidarse podrían asegurarse un lugar en el infierno "para estar cerca de Satanás".

Las alumnas manifestaron que eran "adoradoras de Satán" y que, una vez que asesinaran a sus víctimas, planeaban beber su sangre en la copa que habían llevado y que tras dejar los cadáveres en la puerta de entrada del Bartow Middle School, se suicidarían.

Las dos niñas fueron arrestadas

Los detectives hallaron en las casas de las menores un mapa hecho a mano que incluía la frase “ir a matar al baño”. “Hoy hay clase de salud, gracias a Satán, lo haremos rápidamente”, decía una nota, según la policía.

Ambas estudiantes fueron arrestadas y acusadas de conspiración para asesinar y posesión de armas en una escuela. En las próximas horas, los fiscales deberán decidir si las niñas serán acusadas formalmente como menores o adultas.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario