¿Dónde están los 200.000 millones de Sánchez?

  • Política
  • 03-04-2020 | 06:04
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El Presidente del Gobierno anunciaba ayudas económicas contra el coronavirus que, sin embargo, no se han materializado.




El coronavirus en España, ya convertido en pandemia, ha provocado el contagio de más de 110.000 personas, y el fallecimiento de 10.096 ciudadanos españoles en estos momentos. 

Pero el Covid-19 no sólo ha provocado una fuerte crisis social  y sanitaria: también está siendo el gran responsable de una fuerte crisis económica cuyos efectos aún están por llegar. 



Empresas cerradas, millones de ERTE provocados por los cierres, autónomos devastados ante la pandemia... muchos son los efectos que tendrá la crisis del coronavirus en uno de los países europeos que más dependen del turismo y del sector servicios en su PIB.

Para paliar estos brutales efectos en la microeconomía del país, Pedro Sánchez afirmaba, hace unos días, que el Ejecutivo socialista movilizaría 200.000 millones de euros públicos.



"Es la mayor movilización de recursos económicos de la historia reciente de España" afirmaba el Presidente del Gobierno en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Parches económicos ante una crisis de consecuencias catastróficas

La verdad sobre esta inyección económica del Estado llegaba cuando Sánchez explicaba los detalles de la operación financiera.



"Avales", "prórrogas", "aplazamientos"... el plan brillante del Ejecutivo socialcomunista estaba fundamentado en créditos avalados por el Estado, moratorias en el abono de impuestos y facturas... y una partida de gasto directo que no llegaba a los 5.000 millones de euros, de los 200.000 prometidos.

Es decir, 195.000 millones de euros "conseguidos" a base de posponer los pagos de los ciudadanos a las administraciones públicas y determinados servicios.



Eso sí, este "retraso" en los pagos permitido por el Gobierno socialista tiene una validez irrisoria de 30 días y,en muchas ocasiones, el préstamo o el aplazamiento vienen acompañados de intereses, que también tendrá que pagar el ciudadano.

Sólo aquellos autónomos que echen el cierre podrán recibir alguna ayuda, viendo eliminada su cuota de autónomos; no así aquellos cuyos ingresos no hayan caído más del 75%, que seguirán pagando la cuota de autónomos y no podrán recibir prestación alguna del Estado. (Terrorífica revelación: "Los muertos son un 40% más de los que dicen")

Medidas ineficaces y de 'medias tintas' que ponen en evidencia, según los expertos, las verdaderas intenciones de PSOE y Podemos, que pasarían por no eliminar las trabas burocráticas, y no bajar impuestos. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario