Dolors Bassa lamenta más tener que trabajar que haber pasado por la cárcel

  • Cataluña
  • 27-07-2021 | 21:07
  • Escribe: Daniel Guerra

Una de las indepes que encabezó el golpe del 1-O en Cataluña ha dejado claras cuáles son sus prioridades




Dolors Bassa querría estar en su casa tocándose sus partes pudendas en lugar de trabajar. No es que haya agachado el lomo demasiado a lo largo de su vida, pero su sueño era jubilarse a los 60 años y no podrá hacerlo por culpa de la "represión" de España, según los propios términos de los indepes.

Ella misma lo ha confesado en una reciente entrevista para Vilaweb en la que explica cómo sus planes se han visto truncados por culpa de la justicia española, que osó meterla en prisión por los delitos de sedición y malversación de fondos. Menuda faena...



Lo que no dice el independentismo sobre los incendios de Cataluña: vergüenza

"Lo que tenía pensado no lo podré hacer. Si hubiera podido volver a la escuela donde trabajaba, me habría podido jubilar dentro de un año. En las escuelas, lo puedes hacer a sesenta años o sesenta y dos, pero no podrá ser. Trabajaba en una escuela concertada, y con la inhabilitación no puedo volver, porque el sueldo de los maestros los pagaba la Generalitat. Tengo que buscar un trabajo", lamenta en la entrevista.



Pobre Dolors. Seguramente tendrá dificultades para llegar a fin de mes después de haber sangrado todo lo posible y más al erario público.

Dolors Bassa no podrá jubilarse a los 60... un minuto de silencio

Y lo de la jubilación, un drama absoluto: "Tendré que trabajar muchos más años que los que tenía pensados. De momento, me he dado dos meses para terminar de decidir por donde pasa mi futuro. Pero, lo reconozco, me quisiera jubilar lo antes posible. Me gustaría disfrutar sin estar pendiente de un horario o un trabajo concreto".



No es necesario comentar lo que deben pensar millones de personas que se buscan la vida como pueden, que sudan la gota gorda para llegar a fin de mes y que no se pueden jubilar hasta cerca de los 70.

Hace falta tener mucha jeta para, después de todo, atreverse a decir semejantes barbaridades. Los indepes se han llevado el dinero a manos llenas, lo han usado para lo que les ha venido en gana mientras mucha gente pasa calamidades. Pero aquí lo que importa es que Dolors Bassa no va a poder jubilarse a los 60 y cobrarle una pensión al Estado que tanto desprecia. Increíble pero cierto.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario