Discriminan a un hombre que padeció cáncer de piel en un restaurante

  • Sucesos
  • 15-10-2018 | 01:10
  • Escribe: Redacción

La propietaria del establecimiento le obligó a taparse la cara a un hombre que le falta un ojo y nariz




En un restaurante de Forks Pit, en el Estado de Carolina del Sur, se vivió un curioso caso de discriminación el pasado 8 de octubre. Kirby Evans, un hombre de 65 años que sobrevivió a un terrible cáncer de piel hace siete años, entró al local para descansar y comer algo, sin embargo se topó con una situación que jamás vivió antes.

El hombre, perdió un ojo y la nariz a causa de ese cáncer, y nada más entrar al restaurante la propietaria del mismo se acercó a él y le dijo que entrara a su despacho. Allí le comunicó que debía taparse la cara si quería seguir allí



Una historia viral en Facebook que ayuda a recoger fondos

Kirby se marchó a casa entre lágrimas y le explicó todo lo ocurrido a su hija, que denunció la situación en Facebook dando la versión de lo sucedido: "Mi padre ha sido discriminado por su aspecto. Él no ha podido evitar lo que el cáncer le ha hecho. Mi padre es el hombre más fuerte que conozco, pero cuando me contó lo que le había pasado vi cómo se le caían las lágrimas. Me dolió haberle visto así, además por culpa de algo que no puede evitar", explicó.

"Tiene un ingreso fijo y no puede pagar las cirugías que necesita para reconstruir su nariz". Además, indica que tampoco puede cubrirse el ojo con un parche debido a que la piel de la zona afectada es demasiado sensible.



La publicación se hizo viral rápidamente, con más de 12.000 usuarios compartiendo la historia, lo que obligó a la propietaria del restaurante a contestar: "De ningún modo he tratado de herir a tu padre. ¡En absoluto! (...) Cuando eres propietario de un negocio tienes que hacer cosas que no son agradables pero no tuve elección. Estaba espantando a los clientes", aseguró. 

Aprovechando la viralidad de lo ocurrido, Brandy decidió emprender una campaña en la plataforma Gofundme para recaudar fondos y así poder costear la cirugía de su padre. La recolecta marcha a muy buen ritmo y está cercana a lograr el objetivo de los 75.000 dólares necesarios para hacer frente a la operación. 



El propio Kirby Evans quiso mostrar su decepción de los hechos ocurridos en la cadena local WCS y aseguró que "Me dolió profundamente. Nunca me habían tratado así. Nunca", comentó el hombre que ahora cada vez ve más cerca la posibilidad de tener una operación que lleva años persiguiendo. 



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario