Devastación y horror: el incendio del Amazonas tiene en vilo a medio mundo

  • Sucesos
  • 22-08-2019 | 09:08
  • Escribe: Pablo Ruiz

Brasil decreta el estado de emergencia por los gravísimos incendios forestales en la selva del Amazonas


El pulmón de la Tierra, el Amazonas, arde. Los incendios forestales en la selva amazónica han afectado a un total de 68 reservas protegidas y se han detectado 10.000 nuevos focos de fuego.

La selva de Brasil lleva más de dieciséis días en llamas y el desastre medioambiental es ya irreversible.


“El clima seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentaran considerablemente en todo el país. Los miembros de la brigada de ICMBIO e IBAMA, equipos y aviones están totalmente disponibles para los Estados y ya están en uso.”, detalla Ricardo Salles, ministro de medioambiente brasileño, en su cuenta de Twitter.

Aumento sin precedentes

Entre enero y lo que llevamos de agosto ha habido 72.843 focos de fuego detectados en la selva amazónica por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE). Lo que supone un aumento del 83% respecto a 2018.


Los estados brasileños de Amazonas y Acre (en la frontera con Perú) son los principales afectados.

Sin embargo, en Mato Grosso y Pará también han sufrido graves incendios forestales.



Este auge descomunal de los incendios coincide con el mandato del ultraconservador Jair Bolsonaro, que prometió en campaña electoral desarrollar la región amazónica para la agricultura y la minería. 

Los incendios forestales son habituales en la estación seca, aunque también suelen ser provocados por agricultores que deforestan ilegalmente tierras para después dedicarlas a la cría de ganado, tal y como denuncian organizaciones ambientalistas de la región.

“Solían llamarme Capitán Motosierra. Ahora soy Nerón, incendiando el Amazonas. Pero es la temporada de la queimada”, ha dicho Jair Bolsonaro respondiendo a las críticas. La ‘queimada’ es la época del año en la que los agricultores utilizan el fuego para limpiar las tierras.

Incendios provocados

“No hay nada raro en el clima este año ni en los niveles de lluvia en la región amazónica, que sólo está un poco por debajo del promedio. La estación seca crea las condiciones favorables para la propagación del fuego, pero su inicio es obra de los humanos, ya sea deliberadamente o por accidente”, denuncia tajante Alberto Setzer, investigador de INPE.

La ONG Pesquisa Ambiental de la Amazonía denuncia que el auge de los incendios se debe a la deforestación promovida por hacendados, agricultores y criadores de ganado.
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario