Detenido por agredir sexualmente y dar una brutal paliza a una prostituta

  • Sucesos
  • 15-08-2019 | 21:08
  • Escribe: Álvaro Jiménez
En el momento de la detención, el hombre de 51 años presentaba erosiones en los nudillos compatibles con la agresión.


La Policía Nacional ha detenido al presunto autor de una agresión sexual y lesiones a una joven que ejerce la prostitución en un club de alterne de Logroño. En el momento de la detención, el autor, un hombre de 51 años, presentaba erosiones compatibles con el ataque ejercido sobre la víctima.

Tal y como ha informado la Policía Nacional, el 3 agosto, el presunto agresor acudió a un club de Logroño, "con intención de demandar los servicios de una prostituta". (El Supremo determina que La Manada perpetró una violación múltiple con diez agresiones sexuales)



"Tras acordar con la víctima un servicio sexual previo pago pactado, y ante la negativa de ésta a determinadas prácticas sexuales, la agredió sexualmente y, posteriormente, le dio una brutal paliza".

La agresión, en cabeza, tronco y extremidades, le provocó, entre otras lesiones, la rotura de la mandíbula. El presunto autor abandonó el lugar como si no hubiera pasado nada.



Según relató la víctima en dependencias policiales, el denunciado la obligó, mediante el uso de la fuerza, a mantener relaciones sexuales no deseadas, a pesar de que ésta le manifestó su negativa a un servicio sexual concreto demandado por este. (La brillante lección de una policía a una arpía que maltrataba a su perro)

La mujer intento, sin éxito, zafarse del agresor, que le sometió en contra de su voluntad a tales prácticas e, inmediatamente después, le tendió en la cama y la propinó una brutal paliza en todo el cuerpo, a base de puñetazos, en rostro y cuerpo.



Por fin, consiguió encerrarse en el baño de la habitación completamente ensangrentada. Tras los hechos, y una vez que el agresor había abandonado el local, "la víctima relató lo acontecido al responsable del local, quien le aconsejó denunciar los hechos, si bien su estado de aturdimiento se lo impidió en un primer momento", siguiendo esta misma fuente.

Así, "no fue hasta transcurridas más de 48 horas, cuando la joven se encontraba deambulando por la vía pública, todavía aturdida por los traumatismos sufridos por la agresión, cuando solicitó ayuda a una patrulla policial, narrando parte de lo ocurrido y activándose seguidamente los protocolos establecidos por Policía Nacional ante delitos de naturaleza sexual".



La Unidad de Familia y Mujer, encargada de la investigación

La Unidad de Familia y Mujer de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja se hizo cargo inmediatamente, una vez activado el protocolo policial, iniciando la investigación de los hechos y la práctica de las diligencias policiales que se fueron llevando a cabo desde ese momento.

La víctima, en su declaración ante los investigadores, aportó de su agresor solamente su descripción física pues se trataba de un desconocido con el que nunca antes había mantenido relaciones de ningún tipo. (La brutal violación en manada a una niña de 12 años en Azuqueca)

Los investigadores de la UFAM aportaron a las unidades policiales de la Brigada de Seguridad Ciudadana en servicio las 24 horas y sobre todo a las de noche, la descripción física de esta persona al objeto de que establecieran un dispositivo de identificación y localización del autor de los hechos.

Se centraron en las zonas donde se encuentran este tipo de establecimientos, presumiendo que el autor de los hechos podría personarse de nuevo en alguno de ellos, hasta que varias dotaciones localizaron a una persona que se correspondía con la descripción.

Una vez identificada, aportaron los datos a los investigadores, los cuales realizaron las diligencias oportunas de las que, como resultado,, esta persona resultó reconocida por la víctima así como por los trabajadores del local donde sucedieron los hechos, siendo inmediatamente detenido, el 8 de agosto, y puesto a disposición judicial.

En el momento de la detención, el autor presentaba erosiones en sus nudillos, propias del ataque desproporcionado y violento ejercido sobre la víctima. El hombre de nacionalidad española y de 51 años de edad, carece de antecedentes policiales y es residente en La Rioja. (Los detalles de la asquerosa violación de la manada valenciana)

Facebook Twitter

Deja tu Comentario