¿Desde cuando se practica la depilación?

¿Desde cuando se practica la depilación?

11/04/2022

| Laura Abad

Facebook
Twitter

Aunque los métodos eran muy diferentes y muy dolorosos, la depilación ha existido desde los inicios de la humanidad

Desde los inicios de la humanidad, el hombre ha sentido la necesidad de depilarse, bien por motivos higiénicos, religiosos, estéticos o eróticos. En la prehistoria (unos 20.000 a.c.) algunas pinturas rupestres muestran dibujos de hombres con barba y otros afeitados. También se han encontrado navajas de piedra y de cobre que servían para afeitarse.

Los Egipcios (3.000 a.c.) tenían un elevado concepto de la estética y la higiene y se depilaban todo el cuerpo. Las mujeres usaban cremas depilatorias hechas con la sangre de animales, tortugas, gusanos o la grasa de hipopótamo. Los hombres usaban navajas de sílex, luego de cobre y de hierro.

Los griegos consideraban que un cuerpo depilado era el ideal de belleza, juventud e inocencia. La depilación se practicaba en las clases sociales altas. Usaban una vela para quemar los vellos, abrasivos como la piedra pómez, ceras hechas con sangre de animal, resinas, cenizas y minerales.

Las Romanas lo hacían para estar bellas y comenzaban a depilarse el vello púbico en la adolescencia cuando empezaba a aparecer. Usaban pinzas, ceras a base de resinas y brea. En los baños públicos había cuartos para la depilación. Existían esclavos especializados, que depilaban en los prostíbulos el vello púbico de las cortesanas.

Los Musulmanes, según el Sunnah, se deben depilar para mantener su cuerpo limpio. Se usaba la técnica del hilo. Esta práctica se extendió a la India y África bajo influencia del Islam.

Los Indios usaban navajas de cobre y la técnica del hilo. La depilación del vello púbico tenía un significado erótico sexual, era un acto afrodisíaco.

Los Turcos consideraban pecaminoso que una mujer dejara crecer el vello en sus partes privadas. Los Baños Públicos tenían cuartos especiales, llamados “hamams”, donde las damas se depilaban, hoy todavía existen.

Las mujeres Judías se depilaban también con la técnica del hilo. La depiladora lo sostenía con los dientes y formaba un triangulo, tomando cada extremo con sus pulgares; luego pasaba el hilo por la zona pilosa, arrancando los vellos de raíz.

Los Chinos la usaban como un signo de higiene y pureza. Las religiosas para ordenarse debían pasar por el ritual de la tonsura, se les afeitaba toda la cabeza.

En la edad media, hay imágenes que muestran la costumbre de eliminar el vello de ciertas partes de la cabeza, como las cejas y el nacimiento del cabello, las sienes y las patillas. Utilizaban para hacerlo ¡cal viva y arsénico!.

En las culturas Aborígenes de América, muchos pueblos practicaban el afeitado de distintas partes de su cuerpo. Los Aborígenes Argentinos que se depilaban eran los Puelches, Guenaken, Tehuelches, Araucanos y los Avipones.

Estos últimos fueron llamados “frentones” por los españoles porque se depilaban el vello del rostro hasta la mitad de la cabeza, incluidas las cejas y pestañas.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario