Desbandada general en Wuhan: Nadie se quiere quedar en el epicentro del virus

  • Sucesos
  • 08-04-2020 | 11:04
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Miles de personas han hecho las maletas y se han dirigido a aeropuertos y estaciones para abandonar el epicentro de la pandemia.




Las personas que quedaron aisladas en Wuhan cuando se decretó el confinamiento han hecho las maletas y se han dirigido a los aeropuertos y estaciones para marcharse del epicentro del coronavirus.

Con mascarillas, guantes y, algunos de ellos, con trajes protectores de color blanco, han abandonado la ciudad tras haber ganado la batalla a la enfermedad. (Así es el coronavirus canino, muy diferente al de Wuhan)



El bloqueo ha durado 76 días y en Wuhan se ha celebrado el fin con las bocinas de los barcos sonando a medianoche y con proyecciones en algunos edificios de dibujos de médicos, trabajadores comunitarios y transportistas, entre otros.

Unas horas después, cientos de coches han abandonado Wuhan por la autopista que lleva a Pekín y han sido recibidos por decenas de fotógrafos que querían capturar el momento.



En esta línea, el primer tren que ha salido de la estación de Wuchang lo ha hecho a las 6:25 con destino a la ciudad de Jingzhou. Las colas para comprar un billete eran kilométricas.

Según las autoridades, se espera que más de 55.000 personas se marchen a lo largo de este miércoles de la ciudad de Wuhan, epicentro del coronavirus.



"Llevo tres meses sin ver a mi novio", ha dicho Jan Xi, que estaba esperando a coger el tren para regresar a Pekín, en declaraciones recogidas por El Mundo.

"Vine a pasar las vacaciones de Año Nuevo con mis padres y aquí me quedé atrapada", ha añadido la joven, que ahora podrá regresar a su hogar tras 76 días confinada. (El increíble caso de la anciana de 103 años que ha vencido al coronavirus)



Una vuelta a la normalidad lenta

Wuhan ha sido la última ciudad china en volver a la normalidad. Desde hace varios días se podía entrar a la ciudad pero no se podía salir. 

Desde hace diez días, algunos comercios y restaurantes están abiertos con la esperanza de recuperar la normalidad cuanto antes y en las últimas horas han sido los vecinos de la zona los que han aprovechado para salir a las calles aunque sin olvidarse ni de los guantes ni de las mascarillas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario