¡¡Desalmados!! Expolian a los ancianos fallecidos en residencias de la forma más rastrera

  • Sucesos
  • 31-05-2020 | 09:05
  • Escribe: Celeste De Sebastián

No es el primer caso en la misma residencia; son varios los hijos que denuncian la falta de objetos personales y de valor




La pandemia del coronavirus está sacando lo mejor de algunas personas y lo peor de otras. Decimos personas porque de alguna manera hemos de catalogar a los seres que son capaces de robar a los muertos.

Macabro giro en las acusaciones por un presunto abandono y maltrato de personas mayores en residencias de Cataluña durante la pandemia del virus SARS-CoV-2. La familia de una anciana de 72 años, víctima del coronavirus, denuncia que el centro sociosanitario donde se encontraba le ha robado objetos personales tras su fallecimiento.



Roban a los muertos

Ana María García Rodríguez es la hija y denunciante de los hechos ocurridos en el Centro Sociosanitario Frederica Montseny de Viladecans, provincia de Barcelona. Su madre, D.R., falleció el pasado 4 de abril. Es una de las 30 personas que perdieron la vida en dicha residencia.

La familia ya tiene puesta una denuncia en la Fiscalía por la presunta denegación de traslado a hospital, y no se van a quedar de brazos cruzados ante el hurto de obejetos personales.



Saquearon hasta el televisor

“Alguien robó objetos personales de mi madre cuando murió. Cuando fuimos a recogeros el 12 de mayo, faltaban muchas cosas”, explican sus familiares. Fue Ana María quien se desplazo hasta el centro para recoger sus objetos personales:

“Me los dieron en una bolsa de plástico, como si fuera basura. Pero esto no es lo peor: es que faltaban muchas cosas. Al llevar años en el centro, le fuimos trayendo cositas a mi madre, pues era un poco coqueta. Tenía un collar, pulseras y perlitas. También vivía con un reloj conmemorativo del 25 aniversario de casados con mi padre que tenía unas manecillas decoradas. Tampoco estaba. Para faltar, faltaba hasta su tele”, denuncia.



El centro no desmiente el robo

La hija se puso en contacto con el centro para alertar de lo ocurrido, así como para informales de que también había objetos de otras personas en las pertenencias que le devolvieron.

“Eso podría tratarse de un despiste, pero es sospechoso que falten todos los objetos de valor”. La residencia de invitó a presentar una queja y alegó que tienen un seguro para estos casos. Ana María no quiere el dinero, quiere los objetos de su madre y que se haga justicia.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario