De tal palo, tal astilla: la madre de Cristiano cuenta el calvario que ha vivido tras sufrir un ictus

  • Famosos
  • 04-03-2021 | 07:03
  • Escribe: Redacción

Dolores Aveiro, madre de Cristiano Ronaldo, es todo un ejemplo de superación: su hijo tenía de quién heredar esos genes luchadores




La madre de Cristiano Ronaldo, Dolores Aveiro, sufrió el pasado 3 de marzo de 2020 un ictus que estuvo a punto de costarle la vida. Ella misma lo quiso recordar este miércoles en Instagram, contando a todos sus seguidores la verdadera lucha que ha vivido durante los últimos 12 meses por volver a ser la que era tras el incidente cerebrovascular que pudo causarle la muerte.

"Hoy hace un año vi mi vida casi correr entre mis dedos, y por suerte logré aferrarme a una luz, una luz que me tiraba hacia arriba, una luz que insistía obstinadamente en que era solo un obstáculo más para sobrepasar y otra historia de superación para contar mi vida. Otra entre tantas. Nunca hablé abiertamente de lo que realmente pasó, solo porque me recuperé casi al 100% la gente piensa que no pasó nada o que el susto que les di a mis hijos y a los que realmente me quieren fue pequeño. Nunca me he victimizado, hablo de mis historias de superación con orgullo y no para hacer sentir lástima, sé que hay millones de historias iguales o peores que la mía", comenzaba Dolores Aveiro.



La tiranía de Georgina en casa: Lo que no le deja hacer a Cristiano Ronaldo

"Me quedé en una cama de hospital conectada a decenas de cables e intubada, las horas posteriores al ictus fueron una tortura para mi familia, no sabían cómo iba a despertar, no sabían cómo sería el daño, tenían miedo de perderme en una cama de hospital, inválida sin reconocerlos y con muchas limitaciones (típico de lo que me pasó). La gravedad de mi situación en ese momento nunca fue contada en público", reconoce la madre de Cristiano.



"Mis hijos se aferraron a mi respiración y mi pulso y en la fe que me iba a despertar sin ninguna secuela en el cerebro y en el cuerpo. Me desperté unas horas después, sin saber muy bien lo que me pasaba, miré hacia adelante y vi a mis hijos alrededor de mi cama, estaba rodeada de máquinas y sin lograr moverme, solo recuerdo ver las lágrimas de mi nieto (esos ojos vivos me miraban con tanto amor)", confiesa Dolores.

Una lucha sin cuartel

La madre de Cristiano creyó que se estaba muriendo: "Pensé que era una despedida, una amarga despedida, estaba confusa, perdida, pero percibí que había sobrevivido a algo muy fuerte y por ellos tenía que ser fuerte y volver a ser quien era, es todo lo que me importaba en ese momento, ser fuerte, superar la lucha que desde ese momento tendría que enfrentar y fue por ellos que me enderecé, fue por mis nietos que me fortalecí, fue por aquel nieto (Cristianinho) que pidió a su padre verme en el hospital incluso en el estado en que estaba porque sabía que su abrazo era lo que más necesitaba para salir vencedora, y lo hice", continúa.



"Inicié un camino de lucha, de lágrimas, dudas, días y días lentos. En medio de esto llegó la pandemia y el estado de emergencia con la limitación de las visitas. Ya no podía verlos todos los días, eran reglas que tenía que aceptar y ser fuerte por ellos y por mí. Conseguí volver a subir y bajar escaleras, conseguí hacer mi higiene yo sola, conseguí volver a conducir... Logré volver a hablar sin que se me trabe la lengua, logré mover mi lado izquierdo, que se había quedado quieto, logré ir a mi casa después de tres semanas de lucha y ver a todos mis hijos y nietos con los brazos abiertos esperándome (yo renací ese día). Logré hacer todo lo que una madre hace por sus hijos y volví a ser yo misma... la que tanto querían. No fue de la noche a la mañana, todavía me estoy recuperando, pero gracias a Dios todo va por buen camino", desvela sobre esa lucha que aún mantiene.

La última foto de Sara Carbonero asusta a cualquiera: se está quedando en los huesos



Las cosas todavía no han vuelto a la normalidad completamente: "Fue duro, todavía lo es, hay días que me viene a la mente ese 3 de marzo, hay días en los que pienso en lo pequeños que somos ante los designios de Dios, pero Dios lo sabe todo y conoce nuestras fortalezas y por eso yo estoy aquí para volver y agradecer a quienes confiaron en mí, quienes me dieron fuerzas y me permitieron luchar por mí y por ellos... Solo puedo agradecer a un equipo médico fantástico, a los amigos de corazón, a los seguidores que siempre buscaron conocerme y que rezaron por mí, mis nietos e hijos y mi compañero y amigos porque son los motivos de estar aquí. Y a Dios la oportunidad de poder vivir unos buenos momentos más de mi lado y contar esta historia que me enorgullece".

Finalmente, agradeció a todos sus fans su apoyo en los momentos complicados: "Gracias a todos de todo corazón. Felicitaciones para mí y para todos los que se identifican con mi historia. Espero ser una inspiración y hacer que este mensaje mío sirva para decirte que solo el amor y la fe pueden salvar al mundo", concluye. Solo podemos decir: bravo, Dolores.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario