Culto al líder y censura: la dictadura de Pedro Sánchez alcanza su punto álgido en el Congreso Federal del PSOE

  • Política
  • 17-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Izquierda Socialista, molesta ante la 'censura impuesta' de Sánchez en el 40º Congreso Federal.




La sección socialista del Gobierno de Pedro Sánchez ha optado por convertirse en un bloque férreo de apoyo unánime al presidente socialista, frente a las críticas públicas de la oposición, así como a las pronunciadas por su socio de Gobierno, Unidas Podemos, que actúa como Ejecutivo y oposición al mismo tiempo.

Un apoyo unánime que se ha vuelto a producir en el 40 Congreso Federal del PSOE, donde la dirección sociaista sorprendía a los asistentes aprobando por unanimidad, y sin permitir opiniones ni críticas, el informe de gestión del partido de los últimos cuatro años con Pedro Sánchez al frente.



 "Bueno, creo que podemos dar aprobada por unanimidad absoluta una gestión que es absolutamente impecable" ha asegurado Ximo Puig, actuando como presidente de Mesa del Congreso.

Inadmisible: el PSOE se alinea aún más con el independentismo censurando al Rey Felipe



Asi pues, pronto quedaba aprobado el informe de gestión realizado por José Luis Ábalos, ex secretario de Organización, y presentado por su sucesor, Santos Cerdán, sin permitirse una votación al respecto, ni un turno de palabra para exponer críticas o dudas sobre la gestión del presidente socialista en estos últimos cuatro años.

Izquierda Socialista, decepcionados con Sánchez

"Nunca había sucedido nada parecido" ha lamentado el representante de la corriente socialista 'Izquierda Socialista', Vicent Garcés, en conversaciones con el digital Economía Digital.



Así pues, muchos han sido los que, desde dentro de la formación, han lamentado la 'censura' interna promovida por los 'sanchistas' en el PSOE, evitando la posibilidad de que se publicara cualquier crítica o queja sobre la gestión de Sánchez.

"Es un atropello a nuestros derechos [...] ha sido un gesto muy feo, la verdad" han lamentado desde esta corriente socialista, llegando a considerar "poco democrático" que no se les haya permitido ni siquiera intervenir, después de haber solicitado el turno de palabra.



Madrid, el "villano adecuado para que Sánchez desvíe la atención de Cataluña

Un silencio 'obligado' desde la dirección socialista que ha evitado que Garcés pudiese poner de manifiesto ante el resto del partido "preocupaciones entorno a la democracia interna, las políticas económicas no neoliberales, la estructura territorial del Estado, la cuestión de la República y el laicismo, o la cuestión saharaui".

Temas de gran relevancia política actual, con gran repercusión en la opinión pública, que se quedarán escondidos dentro de la formación socialista, que parece estar obligada a cumplir con una lealtad silenciosa hacia su líder, que vuelve a posicionarse como único mandatario socialista, evitando cualquier crítica o mancha hacia su posición o persona.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario