¡¡Cuidado!! Instalar una piscina en tu balcón o en tu terraza no es una buena idea por esto

  • Círculo Privado
  • 14-05-2020 | 11:05
  • Escribe: Amparo Corredor

No todo vale a la hora de poner una piscina en casa


¿Cómo vives el confinamiento?

Te invitamos a participar en nuestro muro. Queremos ayudarte a pasar tu tiempo de aislamiento. Comparte tus fotos, si puede ser con un pequeño texto. O tus vídeos contándonos lo que quieras o presentando un tema donde expongas tus opiniones para abrir un debate y que 'mañana' te puedan contestar otras personas o, simplemente, mostrándonos cómo vives tu tiempo de confinamiento. También puedes redactar un texto con la temática que te dé la gana, la que quieras. Y por último, por favor, envíanos todos aquellos memes, chistes, grafismos y vídeos que corren por las redes y que pueden despertarnos unas risas. No hay mejor terapia.


En estos duros momentos en los que hay que quedarse en casa confinados para derrotar al coronavirus, saca al periodista, al poeta, al cantante, al locutor, al humorista, al político, al orador, etc. que llevas dentro. DonDiario te deja el escenario.

Este acontecimiento histórico, que nunca olvidaremos, nos hará más fuertes y reflexivos. Y no dudes jamás que este combate lo vamos a ganar. ¡Seguro! Y será mucho antes de lo que imaginamos. Más que nunca se está demostrando que España es un país solidario y lleno de gente estupenda que en estos momentos tan difíciles saca lo mejor de si misma.


Construyamos, si te parece bien, un muro con testimonios gráficos y escritos de todo aquello que creas que debe ser publicado.

Envía tus documentos a nuestro correo circuloprivado@dondiario.com  Muchas gracias.



Precaución al instalar una piscina

La pandemia por el coronvirus posiblemente arruine las ansiadas vacaciones de muchos. Este verano tocará remojarse en la piscina, quien la tenga, y es por eso que las búsquedas de casas que tengan piscina se están disparando en idealista.

Para otros, la opción de comprarse una casa con piscina es inalcanzable y buscan el recurso de colocar una piscina en su balcón, pero eso no es seguro.

El arquitecto, José Ramón Hernández, explica que hay que tener en cuenta el peso: "Al calcular la estructura de un edificio se tienen en cuenta todas las cargas que vaya a soportar. Por una parte se consideran las que son fijas, ciertas y constantes: el propio peso de la estructura, el de los pavimentos y el de todos los materiales de la construcción. Por otra, se evalúan las que pueden estar o no, las que son variables e inconstantes: que se llaman sobrecargas (viento, nieve, uso...)".

"En un edificio de viviendas convencional,  las sobrecargas de uso que se estiman son de 2 kN/m2 (kilonewtons por m2), que vienen a ser muy aproximadamente unos 200 kilogramos-fuerza por m2 (203,9 kg/m2). Para no confundirnos: una casa está pensada para aguantar, además de lo que ya pesa ella con todos sus materiales, 200 kg/m2”, comenta el arquitecto.

José Ramón advierte: “Una piscina se considera sobrecarga de uso, y tiene que cargar sobre el suelo como máximo esos 200 kg/m2 que han sido los que se han contemplado para el cálculo. Esto, en una piscina, equivale a una capa de agua de 20 cm de altura. Si pensamos en una piscina de 50 cm tenemos que saber que cargará 500 kg/m2. Una de 70 cm 700 Kg/m2, y una de 1 metro de altura cargará 1000 kg/m2. Mucho más que lo que se tuvo en cuenta al calcular la estructura del edificio”.

El arquitecto manda este mensaje a los que piensan que la piscina no ocupa toda la terraza: "La sobrecarga estimada de 200 kg/m2 lo es en toda la superficie de los forjados. No es que yo, que peso más de 100 kg, me abrace a uno como yo en el centro de mi salón, y ya somos 200 kg en un m2, sino que en cada metro cuadrado de mi salón, de mi casa y del edificio entero haya dos grandullones abrazados. En ese sentido, hay que pensar que la piscina no ocupa toda la terraza, ni toda la planta del edificio, es cierto, y por eso no se comporta como una carga uniforme superficial, sino como una carga puntual”.

Hernández comenta los riesgos que podemos correr: “En general, no hablamos de que la terraza se hunda (aunque algún caso se ha dado), sino de que se produzcan deformaciones en el suelo, y por lo tanto en el techo de la planta inferior, y se agrieten tabiques, se desprendan falsos techos, se partan baldosas de la terraza, etc. También hay que tener en cuenta el estado de conservación del edificio, sus deformaciones previas, etc".

El arquitecto concluye: "Poner una piscina en una terraza o en una azotea es una temeridad. Debería de consultarse antes con un técnico. Yo no la pondría en mi casa, y desde luego no estaría tranquilo si mi vecino de arriba la pusiera. A lo más que me atrevería sería a poner una de niños pequeños que son como un barreño grande”.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario