¡Cuidado con los VTC!: Esta es la peligrosa tendencia que podría llegar a España

  • Sucesos
  • 27-10-2020 | 07:10
  • Escribe: Redacción

Una mujer relata su terrible experiencia... de la que, afortunadamente, pudo salir con vida.


Desde hace años, los VTC (Vehículos de Transporte con Conductor) se han convertido en una cómoda y rápida alternativa a los taxis y al servicio público.

La contratación a través de una app, el cierre de un coste antes de comenzar el trayecto, la profesionalidad y limpieza del servicio, que te vengan a buscar a la puerta, sin necesidad de esperas... muchas son las ventajas que ofrece este servicio, y por eso, se ha hecho tan popular en todo el mundo.


Este ha sido el destino final de la vaca atrapada en un acantilado de Laredo

Además, la seguridad de una app privada, y el detalle de los vehículos y conductores, hace que muchos clientes, sobre todo mujeres, se sientan más seguros en este tipo de transporte... hasta ahora.


Y es que una peligrosa tendencia ha comenzado a amenazar la integridad física de muchas mujeres en todo el mundo: la tendencia de la falsificación de los vehículos VTC, con la intención de secuestrar a mujeres jóvenes o que viajen solas.

El modus operandi ya es, de por sí, aterrador: estos delincuentes vigilan a su víctima durante días, conociendo su nombre, sus movimientos y sus horarios.



Después, aprovechando que la víctima solicita un servicio VTC, se presentan como el conductor solicitado, dando el nombre de la persona a la que van a recoger. Todo en apariencia normal... pero con un trágico final.

Máxima tensión en un vuelo a Canarias. ¿Dónde están las medidas de seguridad?

Así lo cuenta una víctima de los falsificadores

"El viernes 11/09, salí tarde del trabajo [...] y pedí un Uber para ir tranquila a casa. Yo salí cansada y no me había fijado en el número de la matrícula, ni nada, solo sabía que era de color gris. Salí y el chofer me dice "Luna"; sí, le digo, y me subo".

Así comienza una de las noches más terroríficas de una joven en México,  que pronto comenzó a sospechar que aquel no era su vehículo... hasta que recibió una llamada que la hizo estremecer. "En ese momento recibí una llamada de un número desconocido y me dice: Luna, soy Fernando, el Uber que pediste".

¡¡Repugnante!! Agrede sexualmente a su pareja, lo graba con el móvil y comparte el vídeo por WhatsApp

"Ya sentía que no podía hacer nada, me sentía muerta" asegura la joven en las redes sociales, que relata cómo, de pronto, su salvador apareció en la carretera. 

"No sé cómo, el coche que venía atrás se dió cuenta de lo que pasaba ahí dentro, se cruzó de frente [...] abri la puerta como pude".

Por suerte, Luna volvió a casa esa noche, abrazando a sus padres, a los que aseguró que siempre querría "volver a casa" después de trabajar.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario