Cuatro meses de cárcel y 360 euros de multa al pirado que amenazó en twitter a Carrizosa

  • Medios
  • 19-09-2018 | 12:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Carrizosa demuestra que no todo vale en las redes sociales denunciando a una cuenta de twitter por insultos y amenazas de muerte.


El Juzgado de Instrucción de Reus ha impuesto una pena de cuatro meses de prisión y una multa de 360 euros a un vecino que insultó al portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, a través de twitter.

El protagonista de las opiniones injuriosas contra Carrizosa ha sido acusado de un delito de amenazas y de otro de injurias graves. Inicialmente La Fiscalía pedía hasta medio año de cárcel, pero la pena ha sido menor porque el "valiente faltón", se arrugó, se echó para atrás y admitió ante el juez su culpabilidad. 

¿Qué hizo Carrizosa para que le amenazaran de muerte?

El encausado fue localizado por la Policía Nacional el pasado mes de junio como responsable y usuario de la cuenta @culecule999, que sigue en funcionamiento.

El motivo de la denuncia de Carrizosa fue por una serie de mensajes lanzados desde esa cuenta en la que se le insultaba gravemente y se proferían amenazas de muerte contra él como consecuencia de su decisión de retirar un lazo amarillo de los asientos del Parlament catalán. 

El internauta condenado es un declarado independentista a tenor de los numerosos mensajes emitidos en twitter en favor de la independencia de Cataluña.

En su perfil de twitter se han encontrado mensajes reclamando el uso de la violencia para conseguir su anhelada independencia de Cataluña y dando validez a cualaquier tipo lucha que pueda emplearse para conseguir ese fin. 

Acusó a Carrizosa de "fascista" haciendo apología de "un tiro en la nuca"

Así se ha expresado en sus mensajes:  "Tienen que tener miedo, miedo de levantar un dedo, miedo de levantar la voz".  Y a Carlos Carrizosa ha intentado amedrentarle acusándole de "fascista" y haciendo apología de "un tiro en la cabeza". "Si te pillo, te reviento". Así se expresaba semejante majadero.

Carrizosa ha demostrado que twitter no garantiza la impunidad y que no todo vale en las redes sociales. Puso el tema en conocimiento de la policía y la justicia se ha encargado del resto. Curiosamente, el encausado, que tiene 2.000 seguidores, afirmaba ufano en su cuenta: "No me ha llegado ninguna citación del juzgado, se habrá traspapelado". Ahora admite su culpabilidad y acepta el castigo impuesto por el juez.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario