¿Cuántos años tiene el árbol más viejo del mundo?

  • Enciclopedia
  • 30-05-2022 | 06:05
  • Escribe: Enrique Sanz
Chile alberga este curioso récord


La naturaleza siempre nos ha asombrado, es capaz de crear auténticas maravillas que jamás dejan de sorprender a cualquir ser humano que pase cerca de estos accidentes naturales y geográficos. Además, durante muchos años hemos convertido a la naturaleza en objeto de estudio y observación, una práctica que a día de hoy ha permitido descubrir cuál es el árbol más longevo de todo nuestro planeta.

El vegetal que ostenta este récord se encuentra en un bosque al sur de Chile. Camuflado entre cientos de árboles, allí reposa con un tronco de cuatro metros de diámetro el protagonista del nuevo hallazgo científico y natural. En un principio, los investigadores trataron de medir su edad a través de los anillos de su tronco, pero sus enormes dimensiones hicieron imposible semejante tarea.



"El gran abuelo", como se conoce a este alarce con cerca de 5.000 años, es uno de los árboles más famosos de Chile. Pero ahora que ha alcanzado dimensión internacional, los chilenos se sienten todavía más orgullosos de sus reservas naturales. Varios grupos de investigadores han intentado determinar su edad exacta con el objetivo de averiguar si realmente "el gran abuelo" es el árbol más viejo del mundo.

Los investigadores dirigidos por Jonathan Barichivich extrajeron varias muestras y, después de un largo estudio y análisis del interior y del exterior del árbol, han podido determinar que tiene una edad aproximada de 5.484 años. Este hallazgo supone la superación del, hasta ahora, espécimen más longevo jamás encontrado hasta la fecha: un pino bristlecone de 4.853 años de edad.



La confirmación de que "el gran abuelo" es el árbol más longevo del mundo trae beneficios pero también es preocupante para quienes estudian de cerca este tipo de vida, especialmente aquella que lleva tanto tiempo sobre la superficie de nuestro planeta. Como recuerdo, mucha gente se acerca en exceso al árbol para tomarse fotos con él, pisando entonces las raíces o directamente llevándose partes de su corteza para rememorar tal encuentro. 

Estos comportamientos son totalmente condenables para Barichivich, quien considera que es necesaria una mayor protección con respecto de este tipo de vida vegetal para evitar la desaparición de especímenes únicos que jamás se volverán a repetir en la naturaleza. Barichivich considera que el método estadounidense, que oculta la ubicación de este tipo de hallazgos naturales, es el método más fiable para su preservación. También señala que le gustaría que la gente pensara "por una fracción de segundo en lo que significa vivir 5.000 años", con el objetivo de que el trato hacia otro ser vivo sea correcto y justo con su presencia en el planeta que compartimos.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario