Cuando Oriol Junqueras se pasaba las leyes por el culo

  • Cataluña
  • 24-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Pedro Riscal

El que avisa no es traidor. Junqueras decía en 2006: "La independencia no se pide, sino que se proclama y se defiende"


Sucedió el 26 de marzo de 2006. Entonces Oriol Junqueras poco podía imaginar que se convertiría en un mártir del separatismo catalán más descerebrado y que acabaría en la cárcel convertido en un mito para los seguidores de su secta.

Pero entonces ya hacía méritos para escalar peldaños en el escalafón de modo que pudiera llegar bien situado y en lugar preferente a la primera línea mediática cuando se escribiera el capítulo de la desconexión de Cataluña de España en los libros de su querida Historia.


Junqueras, todavía sin barba, apuntaba alto ya en 2006

Las imágenes del vídeo de Dolça Catalunya corresponden a un acto oficial de las juventudes de su partido, ERC, en La Palma (Reus) que se celebró el 26 de marzo de 2006. Con otro aspecto, todavía sin barba, Junqueras ya prometía, pero todavía no era nadie en el movimiento "histórico" que se avecinaba. Apenas un tertuliano radiofónico que se presentaba como candidato de ERC a las elecciones del Parlamento Europeo.

Pero ya tenía entonces madera de preso. Y, sobre todo, ganas de alcanzar esa condición saltándose la ley. Junqueras puede tener muchos defectos, pero entre ellos no está su condición de traidor. El que avisa no es traidor. Y Junqueras avisó de que estaba dispuesto a pasarse "las leyes por el culo". Que nadie se sorprenda ahora. El vídeo recoge los orígenes del "España nos roba", "España nos putea", "España nos oprime". De España era la culpa de que no funcionara mejor la Sanidad o la Educación. Cataluña en general.


Así lo explicaba entonces, así animaba a los catalanes a saltarse la Constitución y el Estatut:

"Con los españoles no hay nada que hacer"

"A menudo hemos oído y oiremos que con los españoles no hay nada que hacer. Y es verdad, no hay nada que hacer".



"No queremos Estatut, queremos una Constitución"

"Nosotros no queríamos la propuesta estatutaria del 30 de septiembre. De hecho no queríamos ninguna propuesta estatutaria. Lo que queríamos era una constitución. Ahora la propuesta estatutaria nos la podemos pasar por el... culo"

"Tenemos que convencer a los que no se integran"

"Muchos de nuestros conciudadanos y compatriotas que no se emocionan cuando escuchan las canciones de Al Tall, que los ojos no se les llenan de lágrimas cuando recordamos la batalla de Almansa o 1714. Por tanto nosotros tenemos que desplegar el discurso social que les permita integrarse dentro de nuestro proyecto de liberación social y nacional de los Paises Catalanes. Y muchos de nuestros conciudadanos que no se emocionan con las canciones de Lluís Llach, si nosotros les hablamos de escuelas y hospitales, de vivienda juvenil, de empleo, de trabajo, les tenemos que convencer".

La culpa de todos los males es de España

"Y hemos de hablar de hospitales, de escuelas y de la financiación frustrada, la financiación que no nos han dado, nos condiciona todo".

"La independencia no se pide, se proclama y se defiende"

"Y cuando nosotros tengamos esta mayoría social necesaria, tendremos claro que la independencia no se pide, sino que se proclama y se defiende".

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario