Corrupción en el cuerpo de bomberos de la Generalitat de Cataluña

  • Sucesos
  • 23-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Marisa Peñaranda
Hay facturas infladas y posibles pagos de comisiones en relación con el servicio


El juzgado de instrucción número 14 de Barcelona ha imputado a siete altos cargos del cuerpo de Bomberos de la Gerenalitat por presunta corrupción. Los hechos que se investigan parten desde la primavera del año pasado y apuntan tanto a facturas infladas como posibles pagos de comisiones relacionados con los servicios de mantenimiento de los vehículos utilizados los profesionales. 

Manel Pardo, director general de prevención y extinción de incendios hasta el pasado mes de junio, y Joan Delort, su relevo en el cargo, están llamados a declarar el próximo viernes ante la juez tal y como apuntaron desde La Vanguardia en las últimas horas. La empresa y contratista sevillana Iturri, con José Díaz como máximo responsable en la comunidad autónoma también ha sido imputado. 



Caníbal fugado del psiquiátrico ataca a una mujer en plena calle

El juzgado investiga facturas en reparaciones que no solo nunca se realizaron a los camiones del cuerpo de Bomberos, sino que estaban triplicadas en relación a los valores que se le dan a este tipo de operaciones. Las comisiones di dichos servicios también comprometerían a la figura de Pardo, Delort y Díaz. 



Todo explotó en el transcurso del segundo trimestre del año pasado, cuando en una reunión entre Iturri y Pardo este último habría asegurado que el contrato con la empresa andaluza se habría quedado sin saldo. ¿El motivo? La compensación de los tres primeros meses en algo más de 1.7 millones de euros, desviación presupuestada del anterior ejercicio. 

Dicha situación llevó a una reunión de urgencia con Conselleria del Ministerio del Interior. Pardo justificó en esa charla que el contrato entre ambas partes carecía de una histórica falta de equilibrio económico que hacía inevitable que se acumulasen deudas millonarias en cada balance del año. 



La Vanguardia asegura que Manuel Pardo habría aceptado ante Interior que se pagaba un añadido del 2% en las facturas realizadas por los servicios mantenimiento de los vehículos. Incluso, no habría tenido problema en afirmar que en el pasado dichas comisiones eran incluso mucho más elevadas. 

¿Cuándo será el fin del mundo? En 2022 no, aunque lo parezca



El departamento de Interior detalló todo en un informe que pasó a manos de la Fiscalía y de los Mossos d’Esquadra, quienes ya venían investigando posibles escándalos de corrupción dentro del cuerpo de Bomberos de la Gerenalitat. Se han autorizado escuchadas telefónicas y diversos recursos para las autoridades entren de lleno en investigación.

La juez Miriam de Rosa será la encargada de impartir justicia en lo que es el último escándalo dentro de la Gerenalitat de Cataluña. Los indicios por delitos de corrupción han convencido a la letrada de empezar una investigación que tendrá un nuevo capítulo el día de viernes cuando Manuel Pardo, Joan Delort y José Díaz sean los primeros en tener que dar explicaciones ante el juzgado de instrucción número 14 de Barcelona.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario