Consejos prácticos que debes tener en cuenta después de correr

  • Enciclopedia
  • 24-06-2021 | 08:06
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Hay que seguir unas reglas básicas después del entrenamiento para que el ejercicio no sea en vano




El entrenamiento no consiste únicamente en ponerse la ropa de deporte y salir a correr. Tras realizar el ejercicio hay que seguir unas reglas básicas que no siempre siguen las personas que llevan a cabo una actividad física.

Para ser un corredor exitoso hay que hacer especial hincapié, además de en el entrenamiento, en la nutrición, la relajación y la recuperación. Son los pilares para hacer ejercicio de forma correcta.



NUTRICIÓN

Después de correr, el deportista entra en una fase conocida como ventana de carbohidratos. Si se desea que el crecimiento muscular aumente se deben comer carbohidratos durante los sesenta minutos siguientes.

Además, ayuda a la recuperación del cuerpo tras una jornada de duro entrenamiento. Por lo tanto, la alimentación juega un papel fundamental en los momentos posteriores al ejercicio.



Los cinco maratones costeros más impresionantes del mundo

HACER EJERCICIO DESPUÉS DE CORRER

Cuando el deportista termina de correr, hay que completar una serie de ejercicios destinados a la recuperación. Se trata de mantenerse activo durante 10-15 minutos más aunque bajando progresivamente la intensidad.



Uno de los errores que cometen algunos deportistas principiantes es cortar de raíz la actividad física sin pasar por esta serie de ejercicios que son muy necesarios para evitar dolores.

AGUA

Durante la actividad física se pierden varios litros de agua. Esta cantidad se puede recuperar de inmediato ya que no hay ningún tipo de restricción o recomendación en este sentido.



Lo único que hay que evitar a la hora de beber agua nada más completar un entrenamiento duro es que esté demasiado fría. En cuanto a cantidad, no hay ningún tipo de límite.

CUIDADO CON LOS BAÑOS FRÍOS O CALIENTES

Los deportistas de élite suelen recurrir a los extremos para recuperarse lo antes posible del esfuerzo realizado. Lo más común son los baños de hielo aunque esta práctica no es recomendable para principiantes. Tampoco los baños calientes.

Para que el cuerpo se recupere, se puede optar por poner bolsas de hielo a los músculos cansados que han estado trabajando con más intensidad durante la actividad física. El cuerpo te lo agradecerá.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario