Condenan a Kiko Rivera a pagar 10.000 euros por mal profesional

  • Famosos
  • 30-10-2018 | 06:10
  • Escribe: Redacción

El DJ Kiko Rivera se ausentó, sin dar motivos, de una actuación pactada en Alicante hace ya dos años


Un escaqueo de última hora hace ya dos años le va a salir muy caro a Kiko Rivera, que deberá pagar unos 10.000 euros por un incumplimiento de contrato en una sala de Alicante en 2016. 

Hace unas semanas, la Audiencia Provincial de Sevilla confirmó la sentencia, que le obliga a pagar 7.277,91 euros por incumplimiento de contrato, que sumado los intereses y costes adicionales ascenderían a unos 10.000 euros.

Se ausentó de la actuación sin dar explicaciones

Los hechos ocurrieron en la sala Danzaaa Club de San Juan de Alicante. Allí tenía Kiko una actuación pactada, aunque minutos antes de su turno y con la mitad de las entradas vendidas, el hijo de Isabel Pantoja jamás llegó al escenario. 

Carlos Poveda, responsable de la sala, dio su versión en aquel momento: "Cuando llegó la hora, Kiko no salía. La gente empezó a ponerse nerviosa en el local así que fui hasta el hotel para averiguar qué pasaba, pero el portero no me dejó pasar. Kiko no quería salir de su habitación. Después de un rato, su representante me dijo que estaba enfermo. Nunca llegó un parte médico ni justificó su ausencia", aseguró.

Dos años después, la justicia le ha dado la razón a Poveda y ha condenado a Rivera. "La sentencia condena al demandado al pago de una parte de la indemnización interesada en la demanda a causa de su incumplimiento contractual". "La cantidad a pagar por parte de Kiko Rivera asciende a 7.277,91 euros, que sumado los intereses y costas llegaría a los 10.000 euros", dicta la sentencia. 

El DJ ya ha sido protagonista de varios comportamientos poco profesionales a lo largo de su corta trayectoría en el mundo de la música. Hace unos meses, se ausentó de varios compromisos y luego anunció su retirada temporal alegando una depresión. 

En la actualidad, tras reaperecer hace algunas semanas en Murcia, se encuentra en Nueva York, donde ha puesto su música en una sala ubicada en Park Avenue y ha colgado el 'sold out', según explicaba el propio Kiko en su Instagram. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario