¡¡Como un terremoto!! Un parque infantil se hunde sobre un parking en Santander

  • Sucesos
  • 13-01-2020 | 17:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

No se han encontrado víctimas en el lugar de un suceso que, según la versión oficial, se ha producido a causa del incremento del peso de la tierra tras las últimas lluvias.


El forjado de un aparcamiento privado de la calle Tomás y Valiente, en el barrio santanderino de Nueva Montaña, frente al centro comercial de El Corte Inglés, se ha desplomado esta madrugada y se buscan posibles víctimas, aunque afortunadamente parece que las pérdidas serán únicamente materiales.

Se trata de un garaje comunitario de gran capacidad, ubicado entre las calles Tomás y Valiente y Luciano Malumbres, donde diversos efectivos de emergencias y policiales están buscando por si hubiera posibles víctimas, hecho que hasta el momento se desconoce por lo "aparatoso" del accidente.


El desplome del forjado del aparcamiento privado se ha producido a las 6.30 horas y se han desplazado al lugar Policía Nacional, Policía Local, Bomberos de Santander, efectivos del Centro de Coordinación de Emergencias de Cantabria 112 y del 061, entre otros.

Afortubadamente, en el momento del desplome no había niños en el parque infantil que suele estar muy concurrido durante el día. El parque se vino abajo y fue engullido por la tierra cayendo sobre un parking y destrozando un buen número de vehículos que se encontraban allí aparcados.


El Diario Montañés recoge la declaración de una vecina que fue testigo de suceso: "He notado que se ha movido el edificio, como si fuera un terremoto. Una chica gritaba dentro del ascensor porque subía y bajaba y no paraba. Noté que se movía la cama y ves por la ventana que se hunde la tierra. Te asustas".

El peso de la tierra, causa del hundimiento

Gema Igual, la alcaldesa de Santander, ha dicho que ha explicado que cree que no había nadie en ese momento en el parking: "Hasta ahora nadie nos ha dicho que hubiera alguien en el garaje". El parque infantil pertenece a una urbanización de pisos ubicada en esa zona, que abarca una superficie similiar a la de un campo de fútbol, en cuyo parking podrían haber entre 60 y 80 coches de los vecinos.



La versión oficial ofrecida por el consejero cántabro de Obras Públicas, José Luis Gochicoa se basa en un incremento del "peso" de la tierra después de las aguas caídas en los últimos meses. Curiosamente, los vecinos habían denunciado a la empresa constructora, UTE Dragados-Ascan, por filtraciones de agua en el garaje, aunque los peritajes no aprecieron riesgo estructural.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario