¿Cómo se conocieron Yolanda Díaz y Pablo Iglesias?

  • Política
  • 22-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
Ambos políticos tienen este curioso punto en común


El legado de Pablo Iglesias en la política española no es invisible. La influencia del que fuera líder de Unidas Podemos ha dejado marcada, para bien o para mal, la historia de nuestro país con unas políticas un tanto cuestionables en ocasiones y unas decisiones más que extravagantes en un camino al poder total que le convirtió en uno de los políticos más odiados de España.

Una de sus seguidoras más acérrimas es ahora quien sigue sus pasos fielmente: Yolanda Díaz. La hoy por hoy vicepresidenta segunda está opacando en una auténtica guerra de guerrillas a la verdadera líder de Podemos, Ione Belarra. Estas aspiraciones a hacerse con la secretaría general de la formación morada y participar en la carrera por La Moncloa frente a otros políticos parecen haber mermado la confianza dentro del partido, que empieza a tener suspicacias respecto de la 'otra mujer fuerte' de Pablo Iglesias.



Sin embargo, el vínculo entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias se creó hace muchos años. Yolanda Díaz era, todavía por aquel entonces, una simple lidercilla política gallega sin aspiración ninguna, y llamó a Pablo Iglesias para que le asesorara en su campaña política. Gracias a los trucos del todavía profesor de Universidad Pablo Iglesias, Díaz logró salir elegida diputada del Parlamento. El vínculo comenzó a ganar relevancia desde 2012, gracias al paso de Díaz por diferentes comisiones en variados ámbitos políticos.

Con la intensificación de la lucha interna en el Gobierno y aprovechando una nueva reforma del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Iglesias retomó las viejas costumbres y decidió incorporar a una ministra afín en los ministerios de su 'propiedad'. No contento con tener a su camarilla más cercana, incluyendo a su pareja, Iglesias decidió incorporar a otra de sus amigas a un cargo público: Yolanda Díaz asume el ministerio de Trabajo en el año 2020. Se unía así a una variada lista de cargos que habían sido escogidos a dedo por el exlíder de Unidas Podemos.



Cuando Iglesias emprendió camino a Madrid para pelear por la presidencia de la Comunidad contra Ayuso, el propio líder morado eligió a dedo a su sucesora en la vicepresidencia segunda: la mismísima Yolanda Díaz. Este hecho podría haber hecho saltar las alarmas de más de un analista político, sabedor de la relación sentimental entre Irene Montero y el propio Iglesias. Quizá el propio exlíder de Podemos sabe que Montero no está tan preparada para la alta política como siempre presumió, y por eso eligió a Díaz para que fuera su sustituta y liderara el bloque de Podemos en la lucha interna del Gobierno.

La ministra de Trabajo asumió la vicepresidencia segunda y se quedó en el puesto más seguro y protegido, mientras que Iglesias salió a batirse el cobre en la peligrosa arena política de la Comunidad de Madrid. Lógicamente, su estrepitosa derrota provocó una rápida retirada, consciente de que su personaje político ya está desgastado y apenas tiene algo nuevo que aportar. Su refugio en los medios de comunicación son un claro deseo de recuperar lo que perdió en un impulso desmedido y sin control y que ahora tiene su discípula favorita: poder.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario