¿Cómo debes presentarle un gato a tu perro?

  • Enciclopedia
  • 29-07-2021 | 08:07
  • Escribe: Redacción

Hay que tener una serie de factores en cuenta antes de introducir a una nueva mascota en el núcleo familiar




Cada vez son más los hogares que tienen más de una mascota y en la que conviven perros y gatos pero hay que tener en cuenta una serie de factores antes de introducir a un nuevo animal en la familia.

Si tienes un perro y quieres adoptar un gato hay que seguir una serie de pautas para que los dos animales se adapten al nuevo entorno sin que haya problemas de convivencia a corto, medio o largo plazo.



Vídeo Viral: La reacción de este gato cuando ve a su dueño cantar te dejará perplejo

Si tu perro es adulto, sabrás si es más o menos sociable y podrás determinar como será su reacción al ver a un gato en casa. Si es cachorro será más difícil de adivinar su respuesta.



Asimismo, si el perro es dócil será más fácil la adaptación ya que el animal no pondrá inconvenientes y lo único que habrá que tener en cuenta es llevar a cabo un acercamiento sutil y programado, donde cada animal esté siendo vigilado por un adulto.

En el caso de que el perro sea agresivo, lo más recomendable será contratar a un adiestrador de perros antes de la llegada del felino para que el animal no ataque al nuevo miembro de la familia.



Un especialista competente podrá dar consejos prácticos sobre cómo preparar a tu perro para los cambios que se aproximan. En este caso, la adaptación se antoja más complicada aunque se puede lograr.

Consejos para presentarle un gato a tu perro

  1. Se recomienda controlar todas las etapas del primer encuentro. No hay que dejar a los animales solos durante la adaptación.
  2. No debes prestar mayor atención al nuevo integrante. Eso provocará celos en el perro. Hay que alcanzar un equilibrio.
  3. Separar las áreas de alimentación de ambas mascotas. Esta tarea es sencilla ya que la comida del gato se puede colocar en lugares innacesibles para los perros.
  4. Hay que prestar más atención al perro, caminar más con él y estar muy pendiente ya que es más sociable que un gato.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario