¿Cómo cuidar a tu perra si está embarazada?

  • Enciclopedia
  • 25-06-2021 | 09:06
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Si tu perra se ha quedado embarazada deberás cuidar su alimentación, darle paseos y llevarla al veterinario




Si tu perra se ha quedado embarazada es fundamental que la acompañes durante toda la gestación y la cuides de la forma adecuada. De esta forma, podrá tener a sus cachorros sin ningún tipo de problema.

Para que el embarazo vaya por buen camino y que no se produzca ningún contratiempo inesperado hay que seguir una serie de pautas relacionadas con la alimentación, su rutina diaria y el veterinario.



Vídeo: Morirás de amor al ver a estos perros ciegos jugar por primera vez con la nieve

Consejos si tu perra está embarazada

Visita un veterinario: si tienes sospechas de que tu perra está embarazada lo primero que debes hacer es acudir al veterinario para que determine si realmente está esperando cachorros y cuando está previsto que nazcan.



El veterinario, a través de técnicas de ultrasonidos, puede ver a los cachorros a partir de la tercera semana de gestación y puede saber con certeza el número exacto que tiene en su interior la perra.

Alimentación adecuada: a partir de la quinta o sexta semana de gestación, la perra debe tomar un alimento específico que hay para embarazos que contiene mayores cantidades de proteínas, grasas, hidratos de carbono y minerales.



Además, en este periodo se debe aumentar en un 20% aproximadamente. De cara al final del embarazo hay que subir la cantidad otro tanto por ciento aunque para saber la cantidad exacta lo mejor es consultar al veterinario.

Dar paseos diarios: los paseos son un ejercicio de baja intensidad que suele venir muy bien a las perras embarazadas. Si le gusta trotar, solo podrá hacerlo hasta la sexta semana. Después, se tendrá que conformar con caminar.



Caja de parto: se trata de unas camas blandas rodeadas de paredes relativamente altas. Se pueden comprar en una tienda de mascotas y es lo ideal para que la perra traiga al mundo a sus cachorros. Debe ser lo suficientemente grande para que la perra pueda estirarse por completo y las paredes deben ser altas para que los cachorros no se escapen.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario
Noticias relacionadas..