¡¡Combate nulo!! Acaba el primer asalto España-Cataluña

  • Cataluña
  • 27-02-2020 | 06:02
  • Escribe: Pedro Riscal

El tema fundamental de la cumbre fue el deseo del PSOE de lograr la complicidad de los partidos independentistas para sacar adelante los presupuestos del gobierno.


La reunión constitutiva de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña ha comenzado este miércoles con un recibimiento en La Moncloa que se ha caracterizado por sonrisas y charlas animadas entre los miembros de ambas delegaciones; recibimiento que se ha producido en dos tandas.

En primer lugar, el presidente Pedro Sánchez y sus ministros han saludado a todos los miembros de la delegación catalana, menos al presidente catalán, Quim Torra, que ha llegado minutos después a uno de los accesos al edificio del Consejo de Ministros en el complejo del Palacio de la Moncloa, donde le esperaba, ya sin sus ministros, el jefe del Ejecutivo.


Algunos miembros de la delegación catalana portaban en sus solapas pines del lazo amarillo, incluido Torra, que los independentistas usan como símbolo de solidaridad con los políticos catalanes presos por su participación en el procés.

Sánchez y Torra han presidido la reunión constitutiva de la mesa de diálogo que el PSOE y ERC pactaron en su acuerdo para la investidura del primero. A este encuentro han asistido también los miembros de las respectivas delegaciones (hasta un total de ocho miembros), con la única excepción del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que sufre amigdalitis y está guardando reposo.


En concreto, la delegación del Gobierno central está compuesta, además de por Sánchez y por el ausente Iglesias, por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y los ministros de Hacienda; Transportes, José Luis Ábalos; Sanidad, Salvador Illa; Política Territorial, Carolina Darias; y Universidades, Manuel Castells.

Por la parte catalana, acompañan a Torra el vicepresidente, Pere Aragonés, los consellers Jordi Puigneró y Alfred Bosch, los diputados Elsa Artadi, Marta Vilalta y Josep Maria Jové --este último investigado por la justicia por su papel en la preparación del referéndum del 1 de octubre como 'número dos' del vicepresidente Oriol Junqueras--, y el exjefe de gabinete de Torra y el expresidente Carles Puigdemont, Josep Rius.



El bando del gobierno se presenta en la reunión con las 44 propuestas que ya presentó Pedro Sánchez a Torra en su reciente visita a Barcelona.

Ábalos tuvo que ausentarse una vez hechas las presentaciones para dar explicaciones al Congreso, a donde llegó con media hora de retraso.

Se institucionaliza el encuentro mensual

La reunión ha finalizado después de unas tres horas de conversaciones y con un pequeño receso en el medio, han informado fuentes del Ejecutivo, que ha confirmado que Gobierno y Generalitat han acordado que la mesa se reúna una vez al mes y busque consensos dentro de "la seguridad jurídica"

El Gobierno español y la Generalitat catalana han acordado que la mesa de diálogo sobre el "conflicto" que definen como de "naturaleza política" en Cataluña se reúna una vez al mes y busque posibles consensos que deben formularse "en el marco de la seguridad jurídica", sin ninguna referencia a la Constitución.

Así lo contempla un comunicado conjunto que las dos delegaciones han pactado al término de una reunión de tres horas en el Palacio de la Moncloa que supera las expectativas bajas con las que afrontaban este encuentro presidido por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Quim Torra.

Desde la cúpula del PSOE reconocían este miércoles la importancia de que esta reunión de la mesa fuese bien para que se facilitase la aprobación el jueves en el Congreso de la nueva senda de estabilidad presupuestaria, acuerdo del Gobierno que se publica junto al límite de gasto, conocido comúnmente como 'techo de gasto', y que precede a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado.

Para sacar adelante la votación y someter la senda a una nueva votación en el Senado, el Gobierno de Pedro Sánchez cuenta ya, además de PSOE y Unidas Podemos, con los votos del PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias y Coalición Canaria, lo que suma 166 votos.

Ante el rechazo de PP, Vox y Ciudadanos, contrarios a establecer un mayor margen de déficit como ofrece el Ejecutivo, el Gobierno necesita la complicidad de formaciones independentistas, como Esquerra Republicana y Junts per Catalunya, para atraerlos, al menos, a la abstención. Tanto ERC como Junts pospusieron su decisión al respecto hasta después de la celebración de la reunión constitutiva de la mesa de diálogo.

Torra plantea la autodeterminación y la amnistía y el Gobierno no le ha respondido

El presidente de la Generalitat, Joaquím Torra, ha asegurado al término de la reunión de más de tres horas que ha mantenido la mesa de negociación entre el Gobierno central y el catalán, que su delegación ha defendido la autodeterminación y la amnistía para los presos, como vías para la resolución del conflicto.

En la comparecencia que ha ofrecido tras el encuentro, en la sala de prensa principal de Moncloa, Torra ha señalado que, no obstante, no han recibido ninguna respuesta a estas demandas por parte del Gobierno. De hecho, ha reconocido que la reunión ha servido, entre otras cosas, para constatar sus discrepancias.

"El debate abierto y con libertad de planteamientos ha servido para poner de manifiesto también las diferencias y discrepancias entre las dos partes, tanto por lo que hace referencia al origen como a las vías de solución del conflicto en Cataluña", ha asegurado.

Deswvincula la mesa de los presupuestos

Asimismo, ha explicado que han acordado con el Gobierno que dada la "importancia" que tiene esta mesa, hay que "aislarla de cualquier otro hecho que pueda afectarla". Según Torra, entre las cuestiones de las que hay que aislar la mesa figuran las elecciones catalanas o la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En este sentido, ha asegurado que también dejarán fuera otros asuntos sectoriales planteados por el Gobierno, que se abordarán, según ha anunciado, en la Comisión Bilateral que se reanudará próximamente.

El presidente catalán ha calificado el debate de "franco" y "honesto", aunque ha reconocido que no ha servido para avanzar, a su juicio, en ninguna de las dos cuestiones que la Generalitat considera fundamentales para resolver el conflicto. "Seguimos sin conocer cuál es la respuesta del Gobierno de España al conflicto político catalán", ha afirmado.

"Hemos insistido y la pregunta ha sido muy clara, pero no tenemos una respuesta por parte del Estado", ha enfatizado a preguntas de la prensa durante la comparecencia, que ha realizado en catalán y en castellano.

Eso sí, Torra ha garantizado que no se van a levantar de la mesa, y ha destacado la importancia que tiene el hecho de que se hayan reunido por primera vez y de que el Gobierno de España y el de Cataluña estén buscando "vías democráticas" para solucionar el conflicto, dentro de la "seguridad jurídica", tal y como han plasmado en el comunicado conjunto que han emitido.

"Lo importante era un inicio, para definir nuestras posiciones", ha señalado, para añadir que, en las próximas reuniones a las que se han citado, que tendrán lugar una vez al mes, esperan poder conseguir una respuesta a sus demandas por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Además, Torra ha informado además de que ha comenzado su intervención en la reunión recordando a los personas que, según la Generalitat, deberían formar parte de esta mesa, como el expresidente Carles Puigdemont, el líder de ERC, Oriol Junqueras, o el líder de la ANC, Jordi Sánchez.

"El conflicto político nace de la negación de unos derechos fundamentales, como son la libertad de expresión, la de reunión o manifestación, pero por encima de todo, el derecho de autodeterminación de los pueblos. Cataluña quiere decidir su futuro político, democráticamente y en libertad", ha reivindicado, a continuación.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario