Colau emplea el dinero de los barceloneses en repintar un mural ofensivo contra Juan Carlos I

  • Política
  • 10-02-2021 | 08:02
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El ayuntamiento de Barcelona pide disculpas al autor del mural ofensivo contra el rey Juan Carlos I retirado de la calle, pero no a la Casa Real por sus injurias




Una imagen de un primer plano del rey emérito, con el rótulo "ladrón" pegado en su frente y en su rostro cuatro flechas republicanas clavadas. Rodeándole, expresiones injuriosas: "Hijo putativo del Dictador", "Asesino de elefantes", "Llibertat Pablo Hasél", "¡Chorizo!", "¡Parásito!" Es el mural que se levantó en apoyo al rapero Pablo Hasél en la plaza de Las Tres Chimeneas.

¡¡Rata miserable y vomitiva!! Pablo Hasel no respeta a los muertos y se 'mea' en la tumba de Julio Anguita de la forma más rastrera



El mural fue pintado el domingo y fue borrado el lunes del destrito de Sants-Montjuïc. La reacción contraria a esa decisión municipal fue tan desproporcionada en las redes sociales que Ada Colau optó por pedir disculpas y reclamar a sus autores (Rock Blackblock) que la volvieran a pintar.

Homenaje al rapero Hasél

Ada Colau, por tanto, se solidariza y se pone de parte del rapero Hasél, en homenaje a quien va dedicado ese grafitti, y que esta semana debe entrar en prision cumpliendo condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la corona.



Pablo Hasel quema la “asquerosa” bandera de España con la bendición de los socialistas de Baleares

Y la alcaldesa de Barcelona ha decidido que eso es arte y que si se trata de injuriar a la Monarquía, ya está bien el mural.



Desde el Ayuntamiento se han disculpado empleando el mismo método que el rey emérito cuando fue sorprendido cazando elefantes: "es un error humano que no debería volver a ocurrir". Y para que Colau no pueda pasar como instigadora, Marc Serra, el respondable del distrito, ha querido dejar bien claro que la alcaldesa está manifiestamente en contra de la monarquía constitucional española: "en ningún caso ha habido una instrucción política de borrar este mural artístico amparado por la libertad, independientemente de que en él haya una crítica política". "La medida se tomó de forma precipitada y sin la correspondiente validación política".

Dinero público para tamaña aberración

Sólo fue "un error humano o de algún protocolo que no está afinado", ha dicho Serra, que ha añadido las "disculpas públicas de la institución". Es evidente que Barcelona está en peligro. Se pinta en una pared un dibujo ofensivo contra el antiguo jefe de estado de España y en lugar de pedir disculpas a la Monarquía, se las presentan al rapero que con sus injurias ha dado pie a esta manifestación "artística".



El rapero Pablo Hasel, detenido tras una reunión con un terrorista del Grapo

Se les ha quedado tan mal el cuerpo por haber eliminado la ofensa a la Monarquía, que ya están buscando al responsable para depurar responsabilidades, mientras Colau se pone en primera fila reclamando la libertad de Pablo Hasel. Debe pensar que para eso está la libertad de expresión, para injuriar al Rey.

Y no sólo eso, el ayuntamiento de Barcelona correrá con todos los gastos que supongo a su autor volver a pintar el mural. Para eso sirve el dinero de los contribuyentes catalanes. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario