Cleopatra, la reina del Antiguo Egipto que era famosa por su don para el sexo oral

  • Enciclopedia
  • 22-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Pablo Ruiz

Cleopatra era famosa por sus artes amatorias y conocida como ‘la boca de 10.000 hombres’ por sus felaciones


En el Antiguo Egipto no había tabús ni complejos, y la sexualidad se trataba de una forma mucho más abierta que en la actualidad.

Cleopatra se ganó numerosos apodos, y surgieron rumores como que estuvo con cien hombres romanos al mismo tiempo.

En aquellos tiempos, en el Antiguo Egipto la prostitución no sólo no era ilegal, sino que las meretrices eran incluso consideradas sagradas. 

Las familias regalaban a sus hijas más bellas a los sacerdotes. Muchas de ellas se dedicaban a practicar la prostitución hasta que contraían matrimonio

Las mujeres que se dedicaban a practicar sexo oral no eran consideradas prostitutas

Las famosas ‘felatrices’, mujeres que se dedicaban sólo al sexo oral, no eran consideradas prostitutas. Los ciudadanos podían reconocerlas rápidamente al llevar los labios pintados de rojo intenso. Eso se explica porque el sexo oral tenía un significado casi sagrado en el Antiguo Egipto.

No se puede considerar que Cleopatra fuera una felatriz, pero sí que coinciden todos los historiadores en que la reina de Egipto era una gran maestra de la felación. 

Incluso dice la leyenda que por su arte en el sexo oral le pusieron apodos como ‘Merichane’, que significa ‘La boca de diez mil hombres’, o ‘Chelión’, que quiere decir ‘La de los gruesos labios'.

“Poseía una voluptuosidad infinita al hablar, y tanta dulzura y armonía en el son de su voz que su lengua era como un instrumento de varias cuerdas que manejaba fácilmente y del que extraía, como bien le convenía, los más delicados matices del lenguaje. Platón reconoce cuatro tipos de halagos, pero ella tenía mil”, explicaba sobre Cleopatra Plutarco en Vidas paralelas

Una noche Cleopatra se reunió con cien oficiales romanos y les hizo una felación a cada uno

A partir de este texto surgieron infinidad de rumores, como que una noche se reunió con cien oficiales romanos y les hizo una felación a cada uno de ellos hasta que eyacularon en una copa de oro para que ella bebiera su semen.
 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario