Cataluña suspende al eurofugado Puigdemont: ni en su casa le quieren

  • Cataluña
  • 29-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Daniel Guerra

El Centro de Estudios de Opinión de Cataluña, versión catalana del CIS, demuestra que Puigdemont está acabado




Carles Puigdemont, el eurofugado, está acabado. Más que nunca. Hasta hace unos meses, todavía había quien le compraba sus discursos de pacotilla. Ahora, no solo nadie quiere saber nada de él sino que es repudiado por sus propios 'paisanos'.

Así lo refleja el último estudio del CEO (Centro de Estudios de Opinión) en Cataluña, en el que los ciudadanos han valorado con una nota del 1 al 10 a los principales líderes políticos. Lo cierto es que hay pocos aprobados, pero el fracaso de Puigdemont es de los más flagrantes teniendo en cuenta que se sigue creyendo el 'Moisés' que liberará a los catalanes del yugo español.



Los alcaldes del PSOE intuyen una debacle histórica en las municipales: los indultos de Sánchez les dejan con el culo al aire

El ex presidente de la Generalitat ha caído en el olvido, en la intrascendencia o incluso, podría decirse, en la antipatía. Su fuga a Waterloo le vino bien para no ser juzgado y no acabar entre rejas, pero ahora no solo no puede volver sino que encima los propios catalanes le dan la espalda. Qué final más triste para el gran líder que proclamó durante 8 segundazos la independencia de Cataluña.



Puigdemont ni siquiera saca un 4 en la valoración de la ciudadanía catalana, quedándose en un miserable 3,9. Unos datos que demuestran que ni siquiera los propios independentistas le tragan a estas alturas. Su mentira se cae por su propio peso. Muy deficiente. Igual que lo fue su gestión en Cataluña, e igual que lo ha sido su comportamiento antes y después del 1-O.

Casi todos los líderes independentistas suspenden

Por suerte o por desgracia para él, no es el único político independentista que suspende en la valoración de los ciudadanos. Oriol Junqueras es el único que aprueba con un 5,5, un aprobado raspado seguramente más basado en la pena que otra cosa.



La práctica totalidad de los dirigentes independentistas y de los Comunes (Podemos) obtienen una valoración mejor que Puigdemont, pero sin superar el 5. Es decir, todos suspenden: Pere Aragonés (4,8), Laura Borràs (4,4) o Jessica Albiach (4,8) son los mejores ejemplos. Los socialistas, por su parte, también suspenden: 4,4 para Salvador Illa y 4 para Miquel Iceta.

Los políticos catalanes han perdido totalmente, si es que alguna vez la tuvieron, la confianza del electorado. En España también está pasando. Cada vez generan menos credibilidad y confianza, y más hartazgo e indignación. Pasa con todos, pero con algunos más que otros, y con algunos de manera más inesperada que otros: ¿Quién habría dicho que a Puigdemont no le querían ni en su casa?



Casi 1.500 de los 3.000 millones de los fondos europeos, para Cataluña

Es lo que tiene haber engañado a la ciudadanía y haber salido por patas (o mejor dicho, por maleteros) para evitar las consecuencias de su tomadura de pelo. La gran mentira de Puigcagón toca a su fin.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario