¡¡¡Cataluña se rompe!!! ¡326 denuncias por delitos de odio durante 2018!

  • Cataluña
  • 31-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Guillermo Vives

La Generalitat sólo ve agresiones españolistas y disimula cuando les preguntan por los actos violentos de Arran y de otros grupos violentos separatistas.




La deriva de odio en la que Puigdemont y Torra han instalado a Cataluña se traduce en 326 denuncias por delitos de odio y discriminación por orientación política registradas por los Mossos d´Esquadra durante 2018, 121 más que en el año anterior.

La particularidad de la exposición de este informe radica en que las autoridades separatistas de la Generalitat se escandalizan por las agresiones que hayan podido sufrir "los suyos", pero miran hacia otro lado silbando cuando se les recuerdan el daño que están haciendo los ADR, Arran y otros grupos violentos independentistas viciando la convivencia entre los catalanes, y en muchos casos protegisdos y espoleados por el propio Torra y el aparato de la Generalitat. (VOX se marca un objetivo prioritario: ¡Ilegilazar Arran!)



Los "fascistas" son los otros

Lo ha explicado el conseller de Interior, Miquel Buch, en su comparecencia en la comisión de Interior en el Parlament sobre "las actuaciones ante las agresiones fascistas". Y en el término  "fascista" Buch incluye a "los otros", por supuesto. (TV3 blanquea la violencia radical de Arran en FAQS... ¡Con el dinero de los catalanes!)

Buch ha reconocido que este tipo de delito por orientación política es el que más ha aumentado respecto a 2017 y que han detectado un incremento de los grupos "fascistas" en Cataluña.



Ha defendido que las actuaciones de los Mossos en esta cuestión deben ajustarse al ordenamiento jurídico y que lo hacen con neutralidad política e imparcialidad, pero "en ningún caso equidistancia". (¡Son repulsivos! Arran vuelve a atacar la comisaría de Terrassa)

Se lavan las manos en los incidentes de Torroella de Montgrí

También se ha referido, tras las preguntas de Jean Castel (Cs), a los incidentes de Torroella de Montgrí (Girona) del pasado fin de semana, donde un concejal de Cs resultó herido por un objeto que presuntamente le lanzaron personas que protestaban contra la presencia de la formación en la localidad.



Buch ha asegurado que él no decidió qué dispositivo policial debía llevarse a cabo, ya que a su juicio esto corresponde a los mandos de los Mossos, "que toman decisiones con más acierto o menos". (¡Están enfermos! Los CDR arrancaron adoquines para lanzárselos a los Mossos)

Castel ha criticado el dispositivo que hizo la policía catalana, porque, según él, solo había tres unidades de la Arro que "se vieron desbordadas" y ha calificado la agresión como "fascista".



El popular Xavier García Albiol ha acusado a la Conselleria de Interior de actuar con "cierta tibieza" contra organizaciones como Arran, que ha tachado como una especialista en actuar como totalitarios fascistas, en sus palabras. (Casado recuerda el caso de ETA y pide la ilegalización de los CDR y Arran)

"Ilegalizar grupos fascistas"

La diputada 'cupaire' Maria Sirvent ha alertado de que, según un informe de la Oficina de Drets Civils i Polítics, en los últimos dos años ha habido 328 agresiones de la extrema derecha en Cataluñ y ha sostenido que los Mossos no están actuando suficiente para acabar con esta situación, mientras que "se ha incrementado la persecución judicial contra la disidencia política".

El diputado socialista Carles Castillo ha expresado su apoyo a los Mossos en su trabajo contra estas agresiones y ha abogado por "ilegalizar los grupos fascistas", como pasa en otros países europeos. (El juez Llarena, atacado en su propia casa por los violentos descerebrados de Arran)

Por parte de los comuns, Joan Josep Nuet ha exigido a Buch reforzar los dispositivos de seguimiento de este tipo de organizaciones: "Que no le tiemble el pulso. El antifascismo es un valor republicano, debería ser una bandera de este Govern".

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario