Cataluña rompe el matrimonio Casado-Arrimadas

  • Política
  • 16-07-2020 | 20:07
  • Escribe: Alejandro Jiménez

El PP catalán no quiere concurrir a las elecciones autonómicas de la mano de Cs. Piensan que la unión resta más que suma


El idilio que han mantenido el Partido Popular y Ciudadanos, aliados en las elecciones vascas y catalanas, está a un paso de romperse. El PP catalán no quiere unir su destino al del partido naranja.

Los tonteos de Inés Arrimadas con el Gobierno socialcomunista tienen también mucho que ver en este desencuentro entre los dos partidos del centro derecha españoles. PP y Ciudadanos no alcanzaron un acuerdo para concurrir juntos a las elecciones gallegas y el resultado no ha podido ser más favorable para el partido de Pablo Casado y decepcionante para el de Inés Arrimadas, que sigue sin representación en tierras gallegas.


El acuerdo catalán, a un paso de romperse

En el País Vasco la alianza dio resultado, pero con unas cifras inferiores para el PP respecto a los últimos comicios vascos en los que se presentó en solitario. La unión en este caso restó más que sumó. Pero en Cataluña parecía que era el PP el partido que podía aprovecharse de la posición de privilegio que goza Ciudadanos como partido más votado en las últimas elecciones. Ciudadanos obtuvo 36 diputados por sólo 4 el PP. Sobre el papel, si a alguien favorecía la alianza era al partido de Casado. (¿Está utilizando Sánchez a Ciudadanos para echar al PP de Madrid?)

Sin embargo, los últimos reveses electorales de Ciudadanos hacen prever que se quedará lejos de repetir su gran éxito de 2017 en los comicios que presumiblemente se celebrarán el próximo otoño, y el PP catalán está maniobrando para desvincularse del acuerdo alcanzado. Y curiosamente es el partido naranja quien mantiene su predisposición favorable a acudir juntos a las urnas.


"Confundir a los votantes"

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha expuesto ante la plana mayor del PP sus reparos a concurrir en coalición con Ciudadanos en las próximas elecciones catalanas por entender que el giro que ha iniciado el partido naranja supondría confundir a los votantes.

Su argumento ha abierto un debate durante la comida que el líder del PP, Pablo Casado, mantuvo con sus 'barones' territoriales en Madrid tras la reunión del Comité Ejecutivo convocado para analizar los resultados de las elecciones gallegas y vascas del 12 de julio.



El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha alineado con las tesis de Fernández mientras que desde la dirección nacional del partido han recordado que no hay una decisión tomada y que están dispuestos a "escuchar" cuál es el planteamiento que hace Cs ante los comicios catalanes. (Ciudadanos ha llegado para quedarse: Esta es su hoja de ruta para liquidar a ERC)

El giro de Ciudadanos

Ante la posibilidad de que se convoquen pronto elecciones en Cataluña, Fernández ha señalado ante los dirigentes del PP que el giro que ha imprimido Inés Arrimadas con su llegada a la Presidencia de Cs --apoyando al Gobierno de Pedro Sánchez para 'salvar' prórrogas del estado de alarma y abriéndose a negociar los Presupuestos Generales del Estado-- dificulta la coalición ante los comicios catalanes.

En este sentido, ha advertido de que una coalición con Cs puede confundir y desorientar al votante, por lo que hay que pensar bien la decisión a tomar porque se trata de sumar y no de restar en esos comicios catalanes.

Hasta ahora, Fernández había sido un firme defensor de la unión con los naranjas y de buscar fórmulas para concurrir juntos a las elecciones. Este cambio de posición afecta a más cargos 'populares', que creen que el cambio en Cs y la experiencia electoral del 12J --en el País Vasco la coalición perdió apoyos con respecto al resultado del PP en 2016 en solitario-- debe llevar a replantearse si estas uniones "preelectorales" son el camino correcto en este momento.

Feijóo está a favor del divorcio

La intervención de Alejandro Fernández ha provocado una "tormenta de ideas", en palabras de uno de los asistentes, que ha llevado a cada uno de los 'barones' a exponer cómo es la relación con el partido naranja en sus respectivos territorios.

Feijóo se ha mostrado totalmente de acuerdo con los planteamientos expuestos por Fernández cuestionando ahora la oportunidad de concurrir en coalición con Cs. En el caso de Galicia, el 'barón' gallego ya rechazó una coalición con Ciudadanos ante el 12J y al final ese partido no ha logrado representación en el Parlamento autonómico. (Tenemos un problema en Madrid: PP y Ciudadanos ya chocan)

Casado ha señalado que no hay una decisión tomada, que hay que analizar el escenario y que, en cualquier caso, están dispuestos a "escuchar" a Ciudadanos para ver cuál es su planteamiento.

Desde que Casado llegó a la Presidencia del PP hace justo dos años, tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, siempre ha situado entre sus objetivos la refundación del espacio de centro-derecha, dividido en este momento entre PP, Cs y Vox.

Cs mantiene su oferta al PP... y la amplía con una llamada al PSC

Por su parte, el portavoz de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha asegurado que el partido continua apostando por concurrir a las elecciones catalanas junto con el PP, pese a los resultados obtenidos en los comicios vascos del domingo en los que se presentaron con los populares.

"Las mismas razones que llevaron a Cs a hacer listas conjuntas en esos lugares existen de una forma más grave en Cataluña y son el nacionalismo y el separatismo", ha expresado, añadiendo que apuestan por esa fórmula para conseguir que ningún constitucionalista se quede en casa.

En ese sentido, ha explicado que también ofrecen al PSC sumarse a esa coalición electoral para que pueda llamar a las urnas a la gente "moderada y pragmática que cree en la unidad de España"

 

 

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario