Cataluña no tiene derecho a la autodeterminación: todas las mentiras indepes por los suelos

  • Cataluña
  • 02-06-2021 | 21:06
  • Escribe: Daniel Guerra

Dos profesores de la Universidad de Ginebra y de la Universidad de East Anglia explican en un artículo las razones por las que no hay razón legal para que Cataluña sea independiente




Cataluña no tiene derecho a la autoderminación, por más que los líderes independentistas se hayan llenado la boca durante años con esa falsa reclamación. A nivel legal, jurídicamente hablando, no existe razón que justifique una declaración de independencia del territorio catalán, ni un referéndum de autodeterminación, en virtud del derecho internacional.

Lo han desvelado dos reputados profesores en un artículo titulado "La comunidad autónoma de Cataluña y la Ley Internacional". Se trata de los doctores Robert Kolb y Tarcisio Gazzini, profesores de Derecho Público Internacional de la Universidad de Ginebra (Suiza) y de la Universidad de East Anglia (Reino Unido) respectivamente. En su artículo dictaminan literalmente que "Cataluña no tiene derecho a obtener la independencia, en virtud del derecho internacional". Más claro, agua.



25.000 euros más que Aragonés y 70.000 más que Pedro Sánchez: el sueldo de Laura Borràs indigna

El artículo, que consta de 21 páginas, acaba de ser publicado en el último número de la revista de derecho internacional Revue Suisse de Droit Internacional. Todas las mentiras del independentismo durante los últimos años, y a lo largo de la historia, quedan arrastradas por el suelo. Y es que desde el punto de vista jurídico, no hay por donde coger las pretensiones independentistas. Ni tienen derecho a la independencia, ni a la autodeterminación externa ni a un referéndum en este sentido.



Las conclusiones del informe son clarísimas: en primer lugar, la integridad territorial de España debe ser respetada, siguiendo la Resolución 1514 de 14 de diciembre de 1960 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que dicta que "cualquier intento encaminado a quebrantar parcial o totalmente la unidad nacional y la integridad territorial de un Estado o país o de su independencia política es incompatible con los propósitos y principios de la Carta" y que "la integridad territorial y la independencia política del Estado son inviolables".

En este sentido, el artículo señala que "Cataluña no goza de un derecho de autodeterminación externo, es decir, de un derecho de secesión. No es una unidad colonial como se define en el derecho de la ONU o un territorio ocupado bajo alguna forma de dominación extranjera, también según la definición del derecho de la ONU, sino una mera región de un Estado, con una población minoritaria".



No hay independencia posible para Cataluña

Cataluña solo puede autodeterminarse a nivel interno, como cualquier comunidad autónoma: a nivel de derechos humanos y derechos de las minorías no discutibles en este caso.

También explica el artículo que la declaración de independencia de Cataluña no violó el derecho internacional, aunque carezca de efectos jurídicos. Explica, eso sí, que sí fue contraria, al igual que el referéndum del 1-O, a la legislación española y a la Constitución Española en particular: "Como ha declarado recientemente la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, ‘el uso de los referendums debe respetar el ordenamiento jurídico en su conjunto. En particular, no pueden celebrarse referendums si la Constitución o un estatuto conforme a la Constitución no los prevé'". Ese es el caso de la Constitución Española.



Sánchez está advertido: el indulto a los indepes será nulo

Finalmente, el artículo establece que "no existe un derecho a la secesión para Cataluña, ni siquiera en virtud de la doctrina –aún discutida– de la secesión reparadora".

No hace falta ser un lince para comprender, dados todos estos argumentos, que el independentismo lleva años engañando, manipulando a la ciudadanía de Cataluña y a todos aquellos que se dejan lavar el cerebro en el exterior, e intentando crear un relato ante la ciudadanía que se corresponde poco o nada con la realidad jurídica. Todas sus mentiras han sido desmontadas de una tacada.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario