Casado y Albert Rivera ya trabajan juntos

  • Política
  • 09-11-2020 | 06:11
  • Escribe: Pedro Riscal

El Partido Popular contrata al bufete de Albert Rivera para que prepare un recurso contra la ley de alquileres ante el Tribunal Constitucional.


La aproximación ya se ha producido. Se veía venir. A Pablo Casado y a Albert Rivera les ha faltado tiempo para unir sus caminos. El exlíder de Ciudadanos es el fichaje estrella con el que sueña Casado. De momento, le ha contratado para defender como abogado los intereses del PP. El siguiente paso puede ser captarle para la causa del Partido Popular.

¡Ojo! Anuncian el regreso de Albert Rivera. ¡¡Y no con Ciudadanos!!


Albert Rivera se fue desengañado de la política tras su batacazo electoral. Y el disgusto aún le dura porque su heredera, Inés Arrimadas, ha escorado al partido que él fundó hacia la izquierda, con peligrosos pactos con el PSOE que dan vida a su gobernabilidad desde el centro izquierda.

Rivera está más cerca de Casado que de Arrimadas

Pero Rivera no se ha movido del centroderecha que ha caracterizado toda su carrera política. Quizá por eso, aunque ahora mismo no ejerza, está más cerca de Pablo Casado y su proyecto del PP que de Ciudadanos e Inés Arrimadas, que ha iniciado un peligroso giro izquierdoso para convertir a su formación en un satélite de Pedro Sánchez y su gobierno socialcomunista.


Albert Rivera se aleja de Inés Arrimadas. Y se lo dice de esta forma

Que Pablo Casado haya contratado a Albert Rivera como abogado para defender un tema que le preocupa tiene su miga. Porque Albert Rivera no es el único abogado que puede ocuparse del asunto. Pero el hecho de que sea él el elegido y que además haya aceptado el caso dan fe del acercamiento que se ha producido entre ambos.



La ley de alquileres

La cuestión es que el Partido Popular ha contratado al bufete de abogados Martínez-Echevarría&Rivera, del que es socio el exlíder naranja, para trabajar sobre el recurso al Tribunal Constitucional de la ley autonómica 11/2020 acerca del límite del precio de los alquileres en Cataluña.

Casado ha conseguido no sólo que Iglesias acepte el reto, sino que participe activamente en el mismo tomando parte en la redacción del escrito que el PP enviará al Constitucional en el que se trata de demostrar que la ley catalana excede las competencias de la Generalitat.

El Parlament catalán aprobó en septiembre la nueva regulación de los alquileres de las viviendas en Cataluña. Ya entonces el sector inmobiliario advirtió a la Generalitat que carecía de competencias para tomar decisiones de este calado.

Bomba a la vista ¡¡Vuelve Albert Rivera!! Y en Ciudadanos no se lo creen

Antes el Consejo de Garantías Estaturarias, órgano que examina la constitucionalidad de los textos aprobados en la cámara catalana, ya había rechazado esa propuesta a petición de PP y Ciudadanos, que entendieron que once de los artículos, dos disposiciones transitorias y una disposición final no se ajustaban a la legalidad, dado que sólo el Estado tiene potestad para adoptar decisiones de este calibre.

Ya trabajan juntos

Pero el Govern catalán lanzó una proposición de ley apoyada por el Sindicato de Inquilinos, una plataforma vecinal de filiación comunista, sin más intención que generar un nuevo desafío con los poderes del estado. En este caso el Tribunal Constitucional. Y Casado ha recogido el guante recurriendo a su amigo Albert Rivera para que gane el caso.

Lo que empieza siendo una contratación profesional, puede acabar con una mayor implicación de Rivera en el PP. De momento ya trabajan juntos. En el futuro, Dios dirá.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario