Casado: "Lo importante no es lo que dice Rufián, sino lo que exige bajo la mesa"

  • Cataluña
  • 22-11-2018 | 10:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Pablo Casado lamenta que el gobierno socialista "dependa de socios como Rufián".


El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de ser "condescendiente" con los independentistas y no romper con ellos tras la sesión parlamentaria "para olvidar" que vivió el Congreso este miércoles. A su entender, es "lamentable" que el Gobierno socialista "dependa de socios como Rufián".

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, fue expulsado este miércoles del pleno del Congreso por la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, tras ser llamado al orden tres veces al protagonizar un duro rifirrafe con el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien acusó a Rufián de verter sobre el hemiciclo una "mezcla de serrín y estiércol". A la salida del hemiciclo, uno de los diputado de esa formación, Jordi Salvador, hizo un gesto que el titular de Exteriores interpretó como un escupitajo, algo que denunció el ministro y que negó el parlamentario de Esquerra.

"Lo importante no es lo que dice Rufián, sino lo que exige bajo la mesa"

En una entrevista en la Cadena Ser, Casado ha afirmado que fue una sesión parlamentaria "para olvidar" y ha añadido que la situación de España "no es la óptima". Además, ha dicho que se está hablando de cuestiones que no son "las esenciales".

"Al final se está viendo que es lamentable que en España el Gobierno dependa de socios como el señor Rufián. Y creo que lo importante no es ya lo que dice Rufián sino lo que exige bajo la mesa para apoyar la moción de censura, que ahora se ve que tenía que contar con la actitud por parte del Gobierno más condescendiente con ellos y más beligerante con la oposición parlamentaria", ha recalcado.

"ERC, PDeCAT y Bildu no respetan a España"

En este sentido, el líder del Partido Popular ha subrayado que, con independencia de la ideología hay que "respetar" a España y a las instituciones. "Y ERC, el PDeCAT y Bildu no lo hacen", ha asegurado, para afear al PSOE que no tome nota de esta situación.

Anoche, desde Valladolid, el presidente del Gobierno exigió tanto a Rufián como a Casado  que pidan disculpas por excederse verbalmente e insultar en el Pleno del Congreso de los Diputados, al tiempo que reclamó "singularmente" a los partidos que tienen mayor representación parlamentaria que tengan sentido de Estado y hagan una oposición útil y constructiva desde el respeto.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario