Casado descoloca al PP con su decisión de abandonar la sede de Génova

  • Política
  • 17-02-2021 | 08:02
  • Escribe: Gonzalo Palacios

La marcha de la calle Génova para "romper con la corrupción" llega horas después de cuestionar a Rajoy y las cargas policiales en Barcelona el 1-O




Una tormenta de incalculables consecuencias se cierne sobre el PP, que no sobre Génova 13. Pablo Casado ha decidido que el partido se marche con la música a otra parte y abandone su histórica sede para "romper con el pasado y la corrupción". La polémica decisión ha removido los cimientos del partido. Para varios pesos pesados al margen de la órbita de Casado esta decisión supone asumir la corrupción, señalar al pasado y situarse en la misma línea que días atrás enfiló cuestionando la actuación de Rajoy el 1-O y las cargas policiales en Cataluña para evitar el golpe de estado. La decisión de Casado ha sido encajada con división de opiniones dentro del partido.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha avanzado este martes que el partido dejará la sede nacional del PP situada en la calle Génova 13 y cambiará su ubicación para romper con el pasado y la corrupción. Según ha argumentado, "no deben seguir en un edificio cuya reforma se está investigando en los tribunales", en alusión a la supuesta caja b del partido.



Los barones instan a Casado a recuperar la línea dura ante el avance de Vox por la derecha

Así lo ha asegurado en su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, convocado para analizar los malos resultados de las elecciones catalanas del domingo, que achaca a la "tormenta perfecta" contra su partido y factores como el "despliegue" con la declaración del extesorero Luis Bárcenas y que, a su juicio, les ha provocado un "coste electoral tremendo".



Casado ha realizado este anuncio justo una semana después de que arrancase en la Audiencia Nacional el juicio por el presunto pago de las reformas de la sede del PP con dinero negro y por el que el extesorero del partido se enfrenta a otros años de prisión.

Casado no volverá a hablar del pasado

El presidente de los 'populares' ha asegurado que "siempre" ha defendido al PP "en las peores circunstancias y en los peores momentos", pero ha recalcado que eso "no es justificar las conductas individuales que hayan podido cometer personas concretas al margen de los órganos de dirección y del interés de los afiliados".



"Por eso desde hoy, esta dirección nacional no va a volver a dar explicaciones sobre ninguna cuestión pasada que corresponda a una acción personal que no haya sido en beneficio del partido o incluso haya podido perjudicarle", ha proclamado, para añadir que "no se lo pueden permitir más con el calendario judicial que se avecina".

Casado afloja en Cataluña y se distancia de Rajoy: "Las cargas del 1-O se tenían que haber evitado"



En este sentido, ha señalado que "el coste electoral ha sido y es tremendo" y el "daño para la urgente alternativa que necesita España es inasumible". "Tenemos que dejar de preocuparnos por nuestro pasado y ocuparnos del futuro que proponemos para los españoles", ha manifestado.

"Las hipotecas en política no son hereditarias"

Es más, Casado ha recalcado que "las hipotecas en política no son hereditarias", ya que, "no lo han sido para ningún otro partido y no deben serlo" para el Partido Popular. A su entender, no pueden seguir "pagando facturas de cuestiones" que "ni conocen", "ni tienen nada que ver con un legado impecable de defensa de la libertad y de España, que costó la vida a 24 compañeros, y por el que otros miles han consagrado su vida al servicio público.

Tras asegurar que "cualquier conducta no ejemplar no forma parte del patrimonio a defender del PP", Casado ha anunciado el cambio de la sede nacional del PP de ubicación, situada en la madrileña calle Génova 13. "Considero que no debemos seguir en un edificio cuya reforma se está investigando esta misma semana en los tribunales", ha justificado.

Además, ha adelantado que el partido creará un departamento de 'compliance', que establecerá mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y un canal anónimo de denuncias "con absolutas garantías", a semejanza de lo que sucede en las grandes empresas, según ha explicado.

A su juicio, deben apostar por "una regeneración justa sin actitudes inquisitoriales", pero "con claridad y firmeza ante la opinión publica", ya que, según ha dicho, ése fue el compromiso que le "encargaron" los afiliados en las primarias del PP de julio de 2018. "Y creo que es el demarraje que necesita el partido para llegar a nuestra meta cuanto antes", ha apostillado.

Vox no está interesado en el edificio 

Vox ha rehusado comentar el anuncio del presidente de PP, Pablo Casado, de la salida del partido de la sede nacional de la calle Génova, que está siendo investigada judicialmente por el 'caso Bárcenas' y la supuesta 'caja B'. "En estos momentos muy difíciles no vamos a hablar mal del PP", ha dicho el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Casado se desmarca de Bárcenas: "Ese PP ya no existe"

De esta forma ha respondido, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, al ser preguntado por esta decisión que Casado ha comunicado este martes a los suyos y por si Vox estaría interesado en ocupar ahora ese edificio. "Cualquier uso político en ese edificio no procede", ha comentado el dirigente de Vox.

En todo caso, ha evitado ir más allá en sus declaraciones y atacar al PP pese a lamentar las críticas que "de manera insistente" los de Pablo Casado y otros partidos han vertido contra Vox en los últimos tiempos. Críticas a las que, según ha recordado Espinosa de los Monteros, su partido "no ha correspondido".

"En estos momentos muy difíciles no vamos a hablar mal ni del PP ni de Ciudadanos porque no son nuestros rivales; nosotros tenemos el horizonte puesto en vencer a la izquierda, cada vez más enfrascada en problemas que no preocupan a la ciudadanía, y al separatismo --ha dicho--. Nuestro combate no es con el PP, ni con Cs".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario