Carola Escámez vuelve a separarse: fracaso con el culé Julio Alberto y fracaso con el merengue Miki Nadal

  • Famosos
  • 13-06-2019 | 08:06
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Miki Nadal se había marchado de casa, cuentan que porque la relación con la madre de Carola era insostenible: los había llevado ante el juez acusándoles de no dejarla ver a su nieta.


Aunque al humorista Miki Nadal le veamos feliz y dicharachero en sus apariciones en televisión, en el programa Zappeando, de La Sexta, o presentando 90 Minuti en Real Madrid TV, lo cierto es que la procesión va por dentro.

El popular humorista acaba de poner fin a su tormentosa relación con Carola Escámez, campeona de tiro olímpico y sobrina de Alfonso Escámez, marqués de Águilas, reputado banquero que presidió durante 20 años el Banco Central, y también CEPSA, y falleció en 2010. La pareja contrajo matrimonio en 2014 y un año después nació Carmela


Los últimos meses de su relación fue tortuosa y han decidido poner fin a su convivencia de mutuo acuerdo. De hecho hace unas semans que no compartían hogar, dado que Miki optó por marcharse de casa.

Quienes mantienen relación próxima con la pareja explican que la suegra de Miki ha tenido mucho que ver en sus desavenencias. Tanto Carola como Miki se han enfrentado a ella en los Tribunales, a los que acudió ella acusándoles de no permitirle ver a su nieta. También explican que en el distanciamiento de Miki y Carola ha tenido que ver un hijo que perdieron en un embarazo ectópico en 2017. Desde entonces la relación ya no fue la misma.


Aunque hace apenas ocho meses Miki Nadal colgaba en las redes sociales, orgulloso, un mensaje: “¿Puedo tener una mujer más deportista y guapa?”, lo cierto es que ocho meses después la pareja ha decidido acabar con su relación.

De un futbolista del Barça a un merengue hasta la médula

Se da la circunstancia de que Carola Escámez estuvo casada con Julio Alberto Moreno Casas, el exfutbolista internacional del FC Barcelona (1982-1991), con quien grabó un disco, "Medianoche en Moscú". Carola y Julio Alberto formaban una de las parejas más glamourosas de la sociedad española en los ochenta, pero esa relación también acabó mal, con el futbolista cayendo en el mundo de la droga y buscando estabilidad en una larga lista de mujeres que no lograron centrarle.

Hace unos meses que Julio Alberto, que residió en Barcelona desde que fichó procedente del Atlético de Madrid, optó por irse de Cataluña para volver a Asturias, su tierra, harto del Procés, de la politización del club de sus amores y del independentismo que se está imponiendo en la sociedad catalana. Ahora Julio Alberto es un convencido antiindependentista que no duda en explicar sus experiencias negativas en los platos de televisión. Aquejado por una necrosis en el corazón, declaró en 2016 que le quedaban cinco años de vida, que espera pasar en Candás (Asturias), su localidad natal.

Llama la atención que Carola Escámez cambiara a un culé recalcitrante por un madridista hasta la médula. Pero así es el amor. 

 

 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario