Carlota Corredera tiene un problema muy serio: no deja de engordar porque está enferma

  • Famosos
  • 24-11-2021 | 21:11
  • Escribe: Eva Martín

La presentadora de Sálvame está recuperando kilos y no es por el efecto rebote: padece una enfermedad que provoca tendencia a aumentar de peso con facilidad




Carlota Corredera es una de las presentadoras del momento en televisión. La gallega se ha convertido en referencia para muchos por su tratamiento del caso de Rocío Carrasco, mientras que otros consideran que es sectaria y que su comportamiento está lejos de ser ejemplar. Sea como sea, hay algo de lo que todos se han dado cuenta en ambos bandos: su aumento de peso.

La que fuera directora de Sálvame se dio a conocer como presentadora hace unos años coincidiendo con la dieta que llevó a cabo y que hizo que perdiera peso. Carlota consiguió alcanzar un peso cercano al ideal gracias a un gran esfuerzo que, con el paso del tiempo, se está yendo por la borda. Y es que poco a poco ha ido recuperando peso, y aunque todavía le falta para volver al estado inicial, es más que evidente que algo está pasando.



El entorno de Rocío Carrasco filtra toda la verdad: Antonio David y Olga Moreno nos han tomado el pelo a todos

La razón no es otra que una enfermedad llamada síndrome de Hashimoto, que la propia Carlota Corredera admitió padecer hace unos años. Estamos hablando de una dolencia del sistema inmunitario que ataca a la tiroides, provocando su hipoactividad (lo que comúnmente se conoce como hipotiroidismo). La enfermedad evoluciona con lentitud a medida que pasan los años, y causa un daño crónico en la tiroides, disminuyendo el nivel de la hormona tiroidea en sangre y, con ello, favoreciendo el aumento de peso.



Así, aunque haga dieta, Carlota Corredera tiene tendencia a engordar con facilidad y por eso estamos viendo el cambio que ha experimentado en los últimos años. Después de todo el peso que perdió, poco a poco está volviendo a ganarlo en una lucha constante contra la báscula en la que tiene todas las de perder por sus circunstancias.

Las causas psicológicas también son un factor

Además de su enfermedad, existe también un segundo factor que puede estar fomentando el aumento de peso de Carlota: causas psicológicas. Ella misma admitió hace un tiempo que una serie de sucesos trágicos que ocurrieron en su vida le llevaron a hacer de la comida su refugio para “soportar el miedo y el dolor”. En la actualidad, Carlota lo ha pasado también francamente mal por las innumerables críticas recibidas a causa de su defensa de Rocío Carrasco.



Estamos hablando, además, de una enfermedad que aunque no resulta grave por sí misma sí que puede derivar en otras complicaciones como, por ejemplo, bocio, problemas cardíacos o problemas de salud mental, como la depresión. Por tanto, no es cualquier cosa.

Carlota Corredera, sin embargo, intenta ser positiva: “Odio correr pero he descubierto que disfruto mucho caminando, me encanta. Tengo también una entrenadora personal, sé que no es algo para todo el mundo, pero la fuerza de voluntad tienes que ponerla tú”, explicaba en Sálvame cuando admitió su problema de salud. Según ella, “no hay trucos” para mantener el peso a raya, “la clave está en la alimentación y el ejercicio”.



Belén Esteban no se puede contener: lo que cuenta sobre Kiko Rivera es demencial

Algunas veces, ni siquiera con una buena alimentación y con ejercicio se pueden conseguir los objetivos. Es el caso de Carlota: algo no va bien si tiene una alimentación equilibrada e intenta hacer ejercicio de forma habitual. El síndrome de Hashimoto tiene la culpa.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario