Carlos Herrera pone tibios a los independentistas

  • Cataluña
  • 01-10-2018 | 11:10
  • Escribe: Guillermo Vives

Herrera acusa:"¿Dónde están los heridos? ¿Dónde está la fotografía de un solo herido? ¿Dónde está Puigdemont y todos los demás abrazando a los heridos en hospitales? Nada. Nada. Monumento a la mentira".


Carlos Herrera ha dejado tiesos a los revoltosos independentistas que hoy viven su minuto de gloria en Cataluña. Así les ha zurrado en su editorial de las ocho de la mañana en la Cope: 

"Los llamados CDR hoy tienen previsto cortar varias calles de Barcelona. De hecho, hay alguna que ya lo está. Y esta mañana han ocupado las vías del AVE en la estación de Gerona. No solo en Gerona, sino en más lugares esperen algún tipo de estas actuaciones que tendrán que ser sofocadas por los Mossos, como el fin de semana fue sofocada la contra manifestación que quería a todas luces impedir el derecho a manifestarse de policías y guardias civiles en Cataluña. Y hubo enfrentamientos entre Mossos y los CDR, cosa que ha puesto de los nervios a las autoridades a los Mossos, que solo les ha faltado pedir perdón. "Oh, es que estas leyes españolas nos obligan... Nos revuelve el estómago, pero nos obligan a respetar el derecho a manifestarse de policías y guardias civiles".


Y luego la soflama, porque todos estos serían la mitad de lo que son, y ya son poco, sin la soflama, sin el permanente lenguaje encendido, ese lenguaje de victoria permanente que luego es derrota tras derrota, como se ha comprendido y visto a lo largo de toda la historia. Oiga, estos son especialistas en celebrar fracasos. Y el 1 de octubre fue un gran fracaso.

Urnas con papeletas dentro y traición de los Mossos

Hombre, ¿en qué tuvo éxito? En torear al Gobierno español de Mariano Rajoy. Gobierno español que decía que no había censo, que no había papeletas, que no había urnas. Lo decía la noche antes. Y había papeletas, había censo y había urnas. Uno, el censo lo habían robado; las papeletas las habían fabricado, vaya usted a saber quién; y las urnas, pues las tenían guardadas en casa. Es verdad que cuando las urnas fueron a los colegios electorales iban ya con las papeletas dentro y juntos con la traición de los Mossos y la colaboración de los Mossos, dirigidos por Trapero, hoy procesado, pues aquello se pudo celebrar. Y los Mossos no lo impidieron, y ese trabajo le correspondió a la Policía y a la Guardia Civil.


"Había tíos que votaron siete veces"

Y empezó el gran día de la farsa y la mentira. Han votado dos millones de... Mentira. Si ya iban las papeletas dentro, si había tíos que votaban siete veces. No votaron dos millones de personas, no sirvió para nada. "Es que hubo tantos miles de heridos, cientos de heridos". ¿Dónde están los heridos? ¿Dónde está la fotografía de un solo herido? ¿Dónde está Puigdemont y todos los demás abrazando a los heridos en hospitales y en casas de socorro? Nada. Nada. Monumento a la mentira. Y ahí están, dispuestos, ojo, a repetirlo si se hace caso del verbo inflamado de todos estos que inflaman el verbo y luego inflaman más cosas.

Fíjense ustedes si aquella comedia bufa fue un fracaso que los miembros del Gobierno de Puigdemont o están en la cárcel o están fugados a Bélgica. Las empresas huidas. Cerca de 2500 con el correspondiente dinero que ahora cotiza en otros lugares. Ese es el gran éxito del 1 de octubre. Esa es la la gran celebración de esta escenificación en la que las relaciones entre los que han colocado a Sánchez y el Gobierno de Sánchez son así en Cataluña. Bueno, yo voy a decir cosas y tú haces como que no me oyes. Y luego de vez en cuando tú, yo te mantengo a ti, y tú de vez en cuando pronuncias las palabras mágicas, los sortilegios: referéndum, Quebec... ¿A qué fue a Quebec? ¿A qué fue a Canadá a hablar de Quebec Pedro Sánchez?



 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario