Carles Sastre, asesino de Terra Lliure, quiere 'matar' la Constitución

  • Cataluña
  • 19-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Daniel Guerra

El sindicato que lidera el asesino ex terrorista Carles Sastre, que mató a tres personas en los años 70, pide que los funcionarios catalanes trabajen el 6 de diciembre, Día de la Constitución




El pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, el presidente catalán Quim Torra dio la nota en las redes sociales publicando una foto en su despacho, haciendo ver que trabajaba en el día de la Fiesta Nacional: “Trabajando como cada día por el bienestar social, el progreso económico y la república independiente”, escribió. Otros consejeros siguieron su ejemplo, del mismo modo que varios ayuntamientos liderados por el independentismo abrieron en 2017 como si fuera un día cualquiera. Ahora, los indepes pretenden reventar también el Día de la Constitución del próximo 6-D.

La Constitución Española celebra el próximo 6 de diciembre su 40º aniversario, y los catalanes pretenden fastidiar una fecha tan señalada con propuestas como la que ha lanzado el sindicato Intersindical-CSC, liderado por el asesino ex terrorista Carles Sastre, miembro del grupo Terra Lliure que reventó con sendas bombas al empresario catalán Josep María Bultó y al ex alcalde de Barcelona, Joaquín Viola, y a su esposa, y que jamás ha mostrado un ápice de arrepentimiento por su pasado.



Funcionarios indepes piden trabajar el 6 de diciembre

Según ha desvelado El Confidencial Digital, un grupo de funcionarios indepes se ha dirigido formalmente al Govern de Torra para pedirle que el próximo 6 de diciembre se pueda trabajar con normalidad, a pesar de que sea el día de la Constitución Española y, a priori, las instituciones no deban permanecer abiertas. El sindicato impulsor de esta idea, Intersindical-CSC, es el que convocó las huelgas separatistas del 3 de octubre y del 8 de noviembre de 2017.

Lo del pasado 12 de octubre fue postureo de Torra y sus amiguetes, pero ha sembrado un precedente muy peligroso: ahora la Generalitat ha recibido 14 escritos en los que se solicita al Govern que no obligue al personal que trabaja en la administración autonómica a hacer fiesta el día de la Constitución Española. El Día de la Hispanidad pasó algo similar, pero a posteriori: el presidente catalán recibió numerosas quejas de sus compañeros indepes quejándose por no haber podido acudir a su puesto de trabajo en un día que ellos no consideran festivo. El zoquete de Torra probablemente esté pensando en dejarse llevar una vez más por su independentismo radical y atender a la petición de sus colegas.



Los escritos afirman que hay una gran parte de la plantilla de funcionarios que no desea celebrar “un festivo que conmemora un texto normativo y unas instituciones, en especial la Corona, el Poder Judicial, el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo, el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo, que han actuado de manera continuada contra los derechos y libertades de la ciudadanía de Cataluña”. El sindicato liderado por el repugnante asesino Carles Sastre se ha encargado de dar toda la difusión posible a esta petición para presionar al Govern.

La petición propone que cada uno trabaje o no según sus convicciones… ¿Seguro?

La propuesta de Intersindical-CSC tiene como objetivo que cada empleado decida por sí mismo si trabaja o no: “Que se dicten las medidas necesarias para respetar los derechos de todo el personal de la Generalitat de Cataluña, tanto de aquellos que quieren conmemorar la Constitución como los de quienes no lo quieren hacer (…). El Govern de la Generalitat ha de ser coherente con su acción política y su voluntad de ser y construir la República Catalana”, afirman. 



La realidad es muy diferente: todos los funcionarios deberán acudir a trabajar en el caso de que la propuesta tenga éxito. Incluso los que desearían poder celebrar la Constitución se verán forzados a acudir a su puesto de trabajo por el mero hecho de que, si no lo hacen, quedarán marcados por los indepes. Así funcionan las cosas. En cualquier caso, la justicia desautoriza que pueda procederse como pide el sindicato separatista: el 12 de octubre de 2016 varios ediles del Ayuntamiento de Badalona quisieron abrir las puertas del consistorio y trabajar con normalidad, y terminaron siendo imputados a pesar de que la causa sería archivada posteriormente.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario