Carles Puigdemont casi muere en un gravísimo accidente de tráfico

  • Política
  • 25-05-2022 | 21:05
  • Escribe: Guillermo Vives
Puigdemont estuvo a punto de morir decapitado en un accidente de tráfico


El ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, estuvo a punto de morir decapitado en un grave accidente de tráfico a noche del 24 al 25 de enero del 1983. El separatista acababa de cumplir los 20 años.

Según explicó su amigo, el también periodista Carles Porta, en el libro 'L'amic president' (La Campana), los hechos ocurrieron un mes después de haber cumplido los 20 años, cuando salía de corregir galeradas en El Punt, diario en el que trabajaba entonces de corrector y en el que ganaba 21.000 pesetas al mes, 126 euros de ahora.



Lo del maletero no es nada comparado con esto: Puigdemont se plantea dimitir como presidente de Junts para no ir a prisión

Carles Puigdemont tenía por aquel entonces un Seat Marbella y tenía toda la vida por delante. La noche en cuestión "iba muy justito de gasolina" e "incluso te sentaste más tumbado de la cuenta, como si fueras con toda la calma del mundo, estirando mucho los brazos para llegar al volante", se puede leer en el libro.



"Esa posición petulante te salvó la vida", añadió el amigo de Carles Puigdemont sobre lo sucedido aquella noche en la que pudo cambiar el destino del que fuera presidente de la Generalitat de Cataluña durante varios años.

"Eran las dos de la madrugada y había una niebla muy espesa (...), viste unas luces a un lado de la calzada, pero la niebla era tan densa que no te diste cuenta de que eran las luces de la cabina de un trailer que estaba a totalmente atravesado en la carretera y te empotraste", contó el amigo en el libro.



"El batacazo descapotó el coche, y también a ti te hubiera descapotado, si no fuera porque ibas con el asiento echado atrás. Te destrozó la cara y el brazo izquierdo, que te colgaba inerme, como si ya no formara parte de tu cuerpo", señaló sobre el accidente.

Al borde de la muerte

"¿Sentiste mucho frío y como te manaba la sangre, que empapaba aquella bufanda que llevabas siempre puesta. No recuerdas si perdiste el conocimiento. Sentiste un motor que arrancaba y viste como el camión huía y te dejaba allí tirado", dijo.



El siniestro pasado que esconde Marcela Topor, la mujer de Puigdemont

"Saliste del coche y, en medio de la niebla espesa y fría, empezaste a caminar en dirección a Salt. Hasta que un coche se paró". El president estuvo entonces "cinco meses de baja" y los médicos le salvaron "el ojo, el párpado y la nariz como pudieron", sentenció el amigo de Carles Puigdemont.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario